Crónica de un femicidio anunciado

Policiales 21 de febrero de 2018 Por
Horas antes del crimen, la madre del homicida pidió que Cejas quedara internado en el Hospital de San Gregorio.
AACEJAS

Hoy por la mañana en los tribunales de Venado Tuerto, el juez hizo lugar al pedido del fiscal Horacio Puyrredón y dictó la prisión preventiva sin plazos a Walter Cejas (25), el muchacho que una semana atrás asesinó a su ex pareja en Rufino. Por razones de seguridad el detenido (foto) no permanecerá en la Alcaidía de Melincué, y será trasladado a una dependencia del Servicio Penitenciario provincial en la ciudad de Rosario. Mientras tanto la justicia reconstruye lo que sucedió en las horas previas al homicidio, y de esa investigación surgen muchos interrogantes. El homicidio de Caterine Quinteros ocurrió cerca de la medianoche del miércoles 14, y lo sucedido desde las primeras horas de ese día toma cada vez mayor importancia en la investigación.

A las 3 de la madrugada de ese miércoles y en estado de evidente alteración, Cejas tomó un puñal y le dijo a su madre que iba a matar a Caterine y se iba a matar él; y partió hacia Diego de Alvear. Alarmada, la madre da aviso a un hermano de Walter, quien lo va a buscar y a las 11 de la mañana vuelve a San Gregorio con el muchacho y lo llevan al Hospital de esa localidad, donde lo revisa una psiquiatra y queda internado. A las 5 de la tarde del mismo miércoles, la psiquiatra le comunica a la madre de Cejas que es conveniente que Walter quede internado, pero este se niega. La madre también insiste en que el chico permanezca en el Hospital, pero Cejas es mayor de edad y la internación no puede prolongarse contra su voluntad. Por esto, el muchacho abandona el Hospital y vuelve a la casa con su madre, quien aproximadamente a las 7 de la tarde se queda dormida. A la noche la despiertan con la noticia de que Walter se había ido a Rufino, y había matado a Caterine. La pregunta es, obviamente, si había alguna manera de obligar a Walter Cejas a quedar internado bajo tratamiento en el Hospital de San Gregorio, ya que ese mismo día había manifestado su intención de asesinar a su ex pareja. En la Fiscalía de Rufino piensan que sí había una manera de dejar al muchacho internado, y esta era presentar una nota en la justicia, para que un juez ordene la internación aún en contra de la voluntad de Cejas. Según se informó hoy, el fiscal Puyrredón iniciará una investigación sobre lo sucedido ese miércoles en el Hospital de San Gregorio, para determinar si ante la peligrosidad que implicaba el estado emocional de Cejas, no se siguió el protocolo correspondiente.

Te puede interesar