Sugerencias

Contratapas 30 de abril de 2018 Por
Contratapa de la edición en papel de La Tribuna del Sur del sábado 28 de abril de 2018.
FREUD

Creo que era en la vieja “Para Tí” o en alguna revista del género allá por los ‘60 del siglo pasado, donde era tradicional una sección llamada “Consultorio sentimental”, a cargo de un psicólogo o alguno que se la daba de. Parece que los lectores atrasan, porque han confundido esta contratapa con algo de lo mencionado, dado el tenor de los correos que han empezado a llegar. No sé, pensarán que de tanto renegar con mi sicólogo, he adquirido por ósmosis alguna virtud de esa profesión. Pero bueno, el laburo es el laburo y se hará lo que se pueda. Vamos a ver.
“Amigo Hache, recurro a usted porque mi relación de pareja está al borde del colapso. El es un tipo muy cerrado en sus ideas, todos los días discutimos cuando vuelve del campo, llega a casa enojado porque la soja de segunda rinde poco y el dólar tendría que estar a 25. Cuando le digo que no proteste porque él votó esto, me acusa de zurdita, populista, comunista... esas cosas vió? y amaga con hacer el bolso. Le pido un concejo Hache, porfa, yo en el fondo lo amo. Atte. L.L.”.
Mi querida Elele, tómatelo con calma y buscá argumentos desestructurantes. Sorprendelo, deconstruílo, diría el postestructuralista Derrida (viste que algo juno de psico). Por ejemplo, “vos me acusarás de zurdita pero yo no vivo de negocios con los marxistas, como vos que le vendés la soja al Partido Comunista Chino”. Listo, tu amado quedará totalmente en orsai, descolocado. Decíselo suavemente, sin agresividad, ensayalo en el espejo antes. Por si atina alguna respuesta como para contraatacar, tenéte preparado un Plan B. Sugerencia: “pero mi amor, vos que sos tan democrático y estás de acuerdo con el bloqueo a Cuba, ¿no te parece que habría que hacerle el bloqueo comercial a los chinos hasta que den elecciones libres?”. Santo remedio, te aseguro, mañana vuelve del campo con una sonrisa y hasta se pone mimoso. Suerte y contame. Vamos a otro.
“Estimado Hache, motiva la presente mi estado de profunda depresión emocional, derivada de mi imposibilidad de afrontar los gastos de la casa aunque trabajo más que nunca. La mencionada situación provocó que mi mujer me dejara por el chino del super, hasta el Boby se fue con ella porque le trae los restos de la carnicería. Yo a veces lo sigo a escondidas para sustraerle un hueso. No me alcanza Ha-che, y mi problema es que no puedo enojarme. Es que en la década del despilfarro compré un plasma, un ciclomotor y dos celulares; y los domingos comíamos asado. Yo también tengo la culpa, vió? Me robé todo Hache, hasta vino tres cuarto tomaba. Encima ahora me entero que el Natalio aumenta otra vez las tasas, cuarenta y seis por ciento en menos de cuatro meses. Pobre, no lo voy a poder ayudar y más culpa me da. Antes tengo que pagar la luz, el gas y el agua, porque si no me cortan todo y además hay que pagar la fiesta de subsidios de los últimos años. Que hago Hache, digamé, estoy desesperado”.

Estimado amigo, lo suyo es de libro. Freud lo denominaba el “síndrome del cortado verde” (página 582 de “El Malestar en la Cultura”). De todas las soluciones posibles a su problema, se me ocurre una, ¿por qué no prueba con pensar? Lo primero es sacarse de encima la culpa. Mire, por lo de los subsidios no se atormente, allá por 2015 había como 40 países en el mundo que subsidiaban la energía más que nosotros (y la siguen subsidiando). Eso se consideró siempre “salario indirecto”, es decir un ayudín. Si usted paga menos los servicios le queda más para comprarse lo que le hace falta, la industria trabaja más porque produce lo que usted compra, y produce más barato porque la energía le cuesta menos. Tampoco se castigue por el “tarifazo”. Quédese tranquilo que las empresas de servicios lejos están de sacrificarse por usted. Pregúntese por ejemplo, por qué el megavatio de electricidad acá vale 70 dólares, y en Estados Unidos 40. Acá el gas en boca de pozo 6 dólares el millón de BTU, y allá 3 dólares. Serán tan giles las energéticas yanquis... ¿O acá están facturando fortunas porque nadie los controla? En fin amigo, tampoco se flagele por la tasa municipal, el Natalio lo va a entender. Así como él sugirió no pagar el 8 y medio de aumento de la luz, le sugiero a usted que sugiera no pagar el cuarenta y pico por ciento de las tasas.
H.B.
[email protected]

Te puede interesar