Espacios de traducción legal adecuados para los traductores y clientes

Sociedad 26/02/2021 Por La Tribuna del Sur
entrepreneur-593378_1280

El lugar de trabajo de un traductor tiene que ser el adecuado para que su rendimiento sea el que él o ella desea desarrollar. Por lo tanto, si desarrolla sus tareas en una oficina propia o de alquiler es importante que no solamente tenga los elementos físicos apropiados (por ejemplo, dispositivos electrónicos, software, notebooks, etc.), sino también que el espacio que lo rodea tenga la tranquilidad necesaria para trabajar.

Lo descripto anteriormente se relaciona con un lugar físico, pero también existen lugares digitales de trabajo, que en la actualidad están representados por plataformas online en donde se realizan varias actividades de los procesos que implica el trabajo del traductor y de las agencias de traducción. Esto incluye la comunicación con el cliente.

La importancia del escritorio para traductores legales

Un escritorio es el gran elemento de trabajo de los traductores. Ese escritorio puede estar en una oficina formal de un estudio, o puede ser la mesa de un espacio compartido (coworking). Sin embargo, hay algunas pautas que es importante tener en cuenta cuando se busca el mejor lugar para trabajar si se es un traductor legal (las traducciones legales son todas las que tienen que ver con la ley como su nombre lo dice, con todos los campos de la ley).

Los traductores legales necesitan un espacio con cierto resguardo porque suelen traducir documentos con información confidencial o muy personal de sus clientes. Por lo tanto, aunque trabajen en sus notebooks y computadoras es bueno que no haya nadie alrededor mirando sus pantallas.

Por otro lado, los trabajadores de la traducción están muchas horas sentados en sus escritorios, por lo que es indispensable tener una buena silla ergonómica que los ayude a experimentar todas esas horas de trabajo de la mejor forma posible.

 

Traductores legales y lugares de trabajo

Los traductores legales pueden trabajar en distintos ámbitos laborales que van desde sus propias oficinas, hasta en las agencias de traducción, estudios de abogados, plantas industriales y empresas privadas, entre otros.

Esto demuestra la diversificación del trabajo del traductor legal. Algunas de sus tareas y obligaciones más frecuentes son la traducción de contratos, certificados de una variedad muy importante sobre personas, servicios o productos, sentencias judiciales, testamentos, legislación de otros países y escrituras, entre muchos otros documentos.

Esto demuestra que la oficina de traducciones legales puede estar localizada en distintos lugares físicos o digitales. Lo que hará la diferencia en la calidad de las traducciones es cómo trabaja cada traductor, corrector, editor y todos aquellos que pueden estar involucrados en los procesos de los proyectos. En muchos casos, puede ser un solo traductor.

El trabajo del traductor legal tiene una importancia social muy destacada, por lo que los profesionales de esta especialidad tienen que trabajar en espacios que les sean cómodos. Cada profesional tiene sus propios parámetros que a veces es difícil adecuar en la realidad con la que trabajan, ya que elegir el lugar o los elementos de trabajo no siempre depende de ellos, a no ser que sean freelancers. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar