AUTOPISTA: La verdadera historia y una injusticia

Sociedad 06/07/2017 Por La Tribuna del Sur
El Padre Diego Cavanagh y el Pastor Roberto Slatcha, no fueron incluidos por el protocolo como parte del acto por la apertura de sobres para la Autopista.
CURA.PASTOR

No son muchos los que recuerdan la primera reunión que el año pasado se llevó a cabo en la sede del Centro Comercio e Industria, donde el intendente sinceró (y defendió, para luego cambiar afortunadamente su postura) los planes del gobierno nacional para construir la autopista desde Rosario hasta Venado Tuerto, dejando a Rufino para una «segunda etapa».

Ese sinceramiento provocó la reacción inmediata de las instituciones locales por el legítimo derecho de Rufino a ser parte del proyecto. Y se formó la Coordinadora Autopista, integrada por instituciones locales exigiendo que la autopista llegara hasta nuestra ciudad y además, que la obra comenzara desde aqui. A partir de allí la Coordinadora organizó la masiva asamblea en el Club Matienzo, exigió al administrador de Vialidad Nacional (en la Sala Hispano) que la obra sea Autopista Rufino-Rosario. Y convocó a la multitudinaria marcha que se concretó en la ruta, entre el acceso a la ciudad y el cruce con la 7. La Coordinadora y el movimiento popular que generó el reclamo, tuvieron dos caras visibles, las del sacerdote Diego Cavanagh y el Pastor Roberto Slatcha. Ambos se hicieron presentes hoy por la mañana en el acto frente al Palacio Municipal, pero del lado del público (foto). Cuando tienen méritos de sobra para haber sido protagonistas principales de la ceremonia. Aunque no posaron para la foto, cuando se escriba la historia de la Autopista que arrancó desde esta ciudad, Cavanagh y Slatcha serán sin duda los personajes centrales, del capítulo que definió la cuestión a favor de Rufino.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar