Invitan a repoblar 5 localidades de la región

Se trata de Carmen, Cafferata, San Eduardo, Maggiolo y Labordeboy
labordeboy

El Centro Regional para el Desarrollo del Sur de Santa Fe (Crdssf) y la Fundación Es Vicis firmaron un acuerdo de cooperación para generar la repoblación rural en al menos cinco localidades de nuestra región, con el fin de promover el desarrollo, el empleo y el arraigo en esas comunidades y su región. Se trata de Cafferata, Carmen, Labordeboy, Maggiolo y San Eduardo. Las comunas, ubicadas al sur de la provincia, esperan que alrededor de 100 nuevas familias se instalen antes de fin de año.

Este acuerdo se suscribió luego de una serie de reuniones mantenidas con los representantes de dicha Fundación, la cual se encuentra desarrollando un programa denominado “Bienvenido a mi pueblo” que tiene como finalidad la repoblación y revitalización de localidades rurales, y cuya prueba piloto se llevó adelante en Colonia Belgrano, Santa Fe, con excelentes resultados. La comunidad creció un 10 por ciento en población en tan solo un año, se crearon 25 nuevos negocios, que a su vez abrieron nuevas oportunidades de empleo y se generó un importante dinamismo local.

“Cada uno de estos pueblos tiene alrededor de 1500 habitantes. Son poblaciones que se vieron disminuidas y necesitan nuevos pobladores”, explicó la directora de la fundación Es Vicis, Cintia Jaime. A su vez, añadió: “Las comunidades están ansiosas de cubrir las faltantes que tienen”. El objetivo es conocer las necesidades que tiene el pueblo y buscar perfiles de migrantes que se ajusten a los requerimientos.

“Compartimos la vocación por el desarrollo local y regional y tenemos la certeza de que esta asociación es virtuosa y que dará los frutos que nos propusimos al momento de generar este convenio. Feliz de celebrar este momento”, destacó.

“Vengo de un pueblo del sur de la provincia de Santa Fe y me hubiera gustado, como a muchos, que proyectos como estos hubieran llegado en momentos en que era un jovencito y que tuve que ir a estudiar a Rosario y después no pude volver, porque pensaba que en mi pueblo no iba a poder desarrollarme”, señaló Germán Casalino, presidente del Centro Regional para el Desarrollo del Sur de Santa Fe, y agregó: “Tengo mucha fe en que este proyecto pueda revertir esta tendencia. Con mucho agrado les digo que vamos a poner todo lo que esté al alcance de la entidad para llevar adelante esta iniciativa, ya que compartimos objetivos y propósitos”.

Selección de las localidades

Los cinco pueblos fueron elegidos de un total de 50 localidades que se anotaron para formar parte del programa. “Hay muchas comunidades interesadas en el sur de Santa Fe. Con estas cinco cerramos el primer acuerdo, porque vimos que están preparadas y muy encaminadas”, señala Jaime, y aclara que en cada uno de estos pueblos conformaron comisiones de apoyo, con más de 20 vecinos por grupo, para canalizar tres puntos claves: la bienvenida, el trabajo y la vivienda.

“Después de varios diálogos y talleres que tuvimos, vimos que estaban listos y que cumplían el proceso. Todo se dio bastante rápido, incluso en estas condiciones de pandemia”, asegura la directora de Es Vicis. Si bien ahora el proyecto está enfocado en afianzar estas cinco comunidades puntuales, desde la fundación continúan con la identificación de nuevas coordenadas para aplicar el programa.

Los perfiles más buscados

El próximo paso es realizar un estudio de mercado y mapeo para conocer las oportunidades laborales de cada pueblo. “Normalmente tenemos tres meses de mapeo intenso y después hacemos el listado de oportunidades, porque la gente antes de migrar lo primero que pregunta es de qué va a trabajar”, sostiene Jaime.

Si bien aún falta conocer los perfiles profesionales que se necesitan en las localidades santafesinas, Jaime anticipa: “En general, todos necesitan personas que trabajen en reparaciones y construcciones. Además, son requeridos los emprendedores, la producción de comida y todo lo que tiene que ver con desarrolladores de software”, describe. En este sentido, aclara que los cinco pueblos, además de una infraestructura educativa y de salud, también cuentan con buena conectividad. “Trabajadores a distancia o empleados con home office también pueden aplicar”, agrega.

“En los pueblos hay un montón de cosas que faltan, desde médicos, arquitectos, reparadores de electrodomésticos, carpinteros y peluqueros hasta cierto tipo de oficios que son demandados por empresas de la zona”.

Una vez que se definan las oportunidades de negocio concretas que brinda el lugar, que se estima será en agosto, se determinará a quiénes convocar para cubrir esas necesidades. “Ahí empieza verdaderamente la movida”, admite la ejecutiva. Si bien antes se solicitaba específicamente a familias migrantes, ahora el proceso es más abierto y admiten a personas solteras.

Fuente: Sur 24

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar