En Rufino no se ve

Sociedad 08/06/2022 Por La Tribuna del Sur
El sur de Santa Fe amaneció abrazado por de un espeso banco de niebla ¿Cuál es la visibilidad en las distintas ciudades de General López y cómo conducir con neblina para disminuir los riesgos de accidentes?
niebla

En la mañana de hoy el sur de Santa Fe amaneció abrazado por de un espeso banco de niebla que marcó el inicio de la jornada. Debido a este fenómeno meteorológico se recomienda transitar con sumo cuidado. En Rufino, siendo las 08:00, la visibilidad es de sólo de 16 kilómetros. Por su parte, en Venado Tuerto es de 16, en Villa Cañás de 8 y en Firmat 15 kilómetros ¿Pero cómo conducir con neblina para disminuir los riesgos de accidentes?

En esta época del año, la niebla suele ser uno de los grandes desafíos a los que se exponen los conductores. Durante la madrugada y primeras de la mañana, las rutas y calles son abrazadas por este manto blanco que genera fuertes pérdidas de percepción en la visión y suele ser el factor principal de accidentes de tránsito. Por eso es importante saber cómo actuar correctamente
Según estadísticas de CESVI Argentina, el 88% de los siniestros son causados por el factor humano. Si a esto sumamos las condiciones climáticas y el estado de las rutas, la combinación es sumamente peligrosa.

En primera instancia es importante saber distinguir entre neblina y niebla, dependiendo de la visión disponible. Cuando la visibilidad no es mayor a los 20 metros, tendremos niebla espesa.

Son varios los factores a tener en cuenta, independientemente de cómo se actúa al volante. Es importante recordar que la niebla es un fenómeno meteorológico relacionado con la humedad, por eso a su paso el asfalto queda mojado.

Por este motivo, uno de los factores a tener en cuenta es que el buen estado de los neumáticos del vehículo resulta vital para un mayor agarre.

TIPS PARA CONDUCIR SEGUROS

La niebla pone a prueba los sentidos más sensibles del conductor (casi el 90% de la información que recibe ingresa por la vista).

Cuando el conductor es sorprendido por un banco de niebla, sus sentidos y estilo de manejo deben adaptarse instantáneamente a un entorno complejo en el que el casi no existe margen de error.

  • Lo primero que se debe hacer es reducir la velocidad. Vale recordar que si en la calzada se advierten los dos signos de "V invertida" la velocidad de circulación no deberá superar los 60 km/h, mientras que si sólo hay un signo, la velocidad máxima debe ser de 40 km/h.
  • Si el automóvil posee luces antiniebla delanteras y traseras, úselas.
  • Bajo ningún punto encienda las luces altas, ya que pueden provocar deslumbramiento y un acortamiento del campo visual.
  • Asegurarse de conducir con las luces bajas reglamentarias, que son de uso obligatorio y ayudarán a que los conductores que se aproximan en sentido opuesto identifiquen nuestro vehículo con más facilidad.
    Disminuir la velocidad del vehículo antes de ingresar a un banco de niebla para darle la posibilidad al conductor que viene detrás nuestro a reducir su velocidad cuando aún lo ven.
  • No sobrepasar a otros vehículos ni estacionarse sobre la banquina, ya que suele utilizarse como vía de escape en caso de colisiones en cadena.
  • Mantener el parabrisas limpio permanentemente.
  • Si la niebla es muy espesa, detener la marcha del vehículo en un lugar seguro (lejos de la vía de circulación y de la banquina) hasta que se presenten condiciones más favorables para la circulación.
    Las luces antiniebla y su modalidad de uso
    Este tipo de luces son un recurso de utilidad para, en condiciones adversas, mejorar la visibilidad del camino y a la vez del propio vehículo. No obstante, su uso requiere adoptar un comportamiento responsable y así evitar la generación de perjuicios visuales sobre otros conductores.

En este marco, su aplicación es posible cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en el caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo. Ante tales circunstancias, se deberá utilizar la luz antiniebla delantera o la luz de corto o largo alcance.

Por su parte, aquellos vehículos que cuentan con antinieblas trasero sólo deberán emplearlo en condiciones específicas y muy desfavorables (niebla espesa, lluvia y nevada intensa o nubes densas de polvo o humo), ya que su potencia y el efecto producido sobre los otros conductores es de gran impacto visual, con serios inconvenientes para la visión en los autos que circulan por detrás del vehículo.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar