Vivió un mal momento en Merlo, reclamó en Rufino y el hecho no quedó impune

Sociedad 22/06/2022 Por La Tribuna del Sur
Había contratado hospedaje en un complejo de cabañas que, vía internet, se promocionaba como un espacio bello y con servicios de buena calidad. Pero nada de eso fue así.
stalkers-1024x683
Foto ilustrativa

En febrero de este año M.M. (vecina de Rufino) fue de vacaciones a Villa de Merlo (San Luis) durante 4 días, junto a su familia. Había contratado hospedaje en un complejo de cabañas que, vía internet, se promocionaba como un espacio bello y con servicios de buena calidad. Pero nada de eso fue así.

Entre otras cosas, de los 4 días en que se hospedó en ese sitio, en 3 no tuvo agua. Varios meses después, y tras haber presentado formalmente el reclamo en la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Rufino (OMIC), esta repartición municipal logró que la Secretaría de Gestión, Calidad y Productos Turísticos de la localidad de Merlo (San Luis) resolviera la clausura preventiva de ese complejo turístico. M.M (rufinense) sufrió un perjuicio a cientos de kilómetros, reclamó al propietario, y ante la falta de respuesta hizo la denuncia en Rufino. Precisamente por gestiones realizadas desde aquí (a cientos de kilómetros) se logró que aquel destrato, aquel perjuicio sufrido por la vecina, fuera sancionado.  

La Tribuna del Sur dialogó con Valeria Abraham, responsable de la Oficina Municipal de Información al Consumidor de la Municipalidad de Rufino quién relató lo sucedido. Luego de regresar de Merlo, M.M se presentó en esa oficina municipal y presentó el reclamo. Desde la OMIC notificaron al propietario del complejo de cabañas sobre lo sucedido, emplazándolo a presentar su descargo y explicar lo ocurrido dentro de determinado tiempo. Vencido ese término sin haber obtenido respuesta, la Oficina Municipal de Información al Consumidor de la Municipalidad de Rufino volvió a intimarlo, concediendo una segunda oportunidad para hacer un descargo. En esta segunda instancia, el propietario del complejo de San Luis informó que, supuestamente, por esos días había sucedido un inconveniente que había privado de agua a toda la ciudad de Merlo, y que ese hecho era responsabilidad de la cooperativa de servicios de esa ciudad, y no de él como empresario cabañero. Allí cobra mayor protagonismo la labor de Valeria Abraham, quién rastreó en distintos sitios vinculados con turismo y que promocionaban ese complejo de cabañas, cuáles eran los comentarios de quienes allí se habían hospedado y (oh!, sorpresa), había decenas de experiencias de distintos turistas, en distintas fechas, que hacían públicos estos reclamos. Por ese y otros inconvenientes. Recabado todo ese material, Abraham se comunicó con la Secretaría de Gestión, Calidad y Productos Turísticos de la localidad de Merlo (San Luis), quién corroboradas la veracidad de los hechos denunciados, procedió a la clausura preventiva de ese complejo turístico ¿Recuperó M.M. los 3 días sin agua de las vacaciones en Merlo? No. Pero gracias a que no se conformó, que no aceptó el destrato y presentó la denuncia en Rufino, y por el eficiente accionar de la OMIC; otros turistas no padecerán ese tipo de situación. Y el empresario desaprensivo deberá reflexionar y obrar con mayor responsabilidad y seriedad.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar