Bochornoso final de un partido en la Asoc. Venadense de Básquet

Deportes 14/03/2017 Por La Tribuna del Sur
Argentino de Firmat y Centenario de Venado Tuerto terminaron jugando un 2 contra 2 en la segunda fecha del campeonato
P1060788-768x576

P1060788-768x576
Poco se puede terminar escribiendo de básquetbol después de lo que se vivió el viernes por la noche en el gimnasio ‘Mateo Migliore’, donde Centenario recibió a Argentino de Firmat por la segunda fecha del torneo Apertura. El ‘Cuevero’ se terminó quedando con el triunfo por 91-75.

El partido fue equilibrado, muy disputado, y parecía que así iba a ser hasta el final. Argentino ganó el parcial inicial 20-18, la ‘Fiebre’ se lo dio vuelta en el segundo y terminó adelante la primera mitad por 37-35. Nada hacía presuponer el final que tuvo.

En el tercer cuarto empezaron los roces, por ahí los árbitros fueron demasiados permisivos. A 1’34’’ del final de ese lapso, Antonellini le aplicó un golpe a Gastón Fogolín y se fue expulsado. Ganaba Argentino 49-48. El ‘Cuevero’ anotó los dos libres de la sanción mediante Lyonnet, repuso desde el medio de la cancha y Banegas clavó un triple: 54-48. Argentino se fue al último cuarto ganando por 7: 59-52.

Con un Rodríguez imparable y el aporte de Banegas, el visitante se distanció por 12: 68-56, cuando faltaban 6’05’’ y Andrés Miguel lo agredió a Pablo Budini, incluso cuando el jugador local estaba en el piso. Hubo invasión de ambas bancadas, ingresaron algunos espectadores, hubo golpes y empujones.

Los árbitros Sayago y Benedetti expulsaron a Miguel y descalificaron a ambos bancos de relevos. Quedaron los que estaban en cancha, sin Miguel. Los cinco de la ‘Fiebre’ y cuatro del ‘Cuevero’.

A partir de allí empezaron a desfilar por acumulación de personales. Primero Veleff, después Lyonnet y Rodríguez. Quedaron 4 contra 2. Los visitantes lograron mantener la ventaja mediante los libres de Helman. La ‘Fiebre’ también se quedó con dos por la salida de Nicolau y Budini. Era Helman-Franco Fogolín ante Lorenzini-Zanni. Así jugaron los instantes finales, hasta que a 30 segundos del final, Zanni cometió su quinta falta y el partido no pudo continuar al no haber posibilidad de pase en el elenco local.

Luego llegaron los insultos y las amenazas para los jueces, que pueden no haber tenido el mejor de sus desempeños, pero donde los protagonistas, llámese jugadores o entrenadores, no colaboraron para nada.

Final lamentable y bochornoso, algo que jamás queremos para un partido de nuestra Asociación.

Información: Leandro Palomieri

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar