Comienza la cosecha de soja en la región

Temores por las lluvias, falta de piso y caminos
cosecha

Mientras la cosecha de maíz se desarrolla a pleno en la región, se estima que bajará de intensidad ante el inicio de la cosecha de soja que ya comenzó en algunos lotes. Los rindes promedio para el maíz se ubican en unos 105 quintales por hectárea. En tanto para la soja se esperan rindes promedio de no menos de 36 quintales.

Los resultados no son tan espectaculares como lo esperado por algunos. Ya que el gran crecimiento verificado como consecuencia de la combinación de temperatura y humedad, no siempre se traduce en rinde.
Pero los buenos rindes no alcanzan para tranquilizar a los productores. Ya que es evidente el inicio de la temporada de lluvias de otoño, sobre suelos ya saturados de humedad y con las napas excesivamente altas, en muchos sectores a punto de rompimiento de la capa superior de suelo.
A esto se suma el efecto de las lluvias sobre los caminos rurales, también afectados por la altura de las napas. El problema de los caminos, se agrava por el gran volumen de producción y la cantidad de camiones necesarios para sacar los granos una vez que comienzan a trabajar las grandes cosechadoras.
La altura de las napas en general, y en especial en lotes bajos, hace que los especialistas recomienden el uso de maquinaria liviana con ruedas duales (lo ideal son las orugas pero no es una solución muy accesible), ya que no hay piso suficientemente sólido para soportar el peso de grandes maquinarias.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar