Cierre de La Serenísima, quedan cuatro

Sociedad 04/05/2017 Por
Hubo indemnizaciones y traslados.
SERENISIMA

El cierre de la planta láctea de La Serenisima en Rufino, programado para el 1 de julio, ya está en marcha y fue acelerado por las inundaciones en la región. El lunes pasado ingresó el último camión lechero. Y la planta dejó de procesar materia prima esta semana.

La mayoría de los trabajadores de la planta láctea, llegaron ya a algún acuerdo con la empresa de los Mastellone. Según informaron fuentes extraoficiales, seis operarios llegaron a acuerdos indemnizatorios que incluyen seguir cobrando sus sueldos hasta julio, aunque ya no concurren a prestar servicios en la planta. Otros tres trabajadores, aceptaron traslados a establecimientos de La Serenísima ubicados en Canals y Villa Mercedes. En tanto cuatro empleados quedan trabajando en la planta local realizando tareas de mantenimiento y desarmando las maquinarias que se trasladan. Una posibilidad, sería que estos cuatro trabajadores conserven sus puestos haciendo tareas de vigilancia, pero también circuló una versión señalando que la empresa podría contratar un servicio de vigilancia privada. También circuló un rumor sobre el supuesto interés de la procesadora de leche ubicada en calle Bernabé Ferreyra, en adquirir o alquilar la planta de La Serenisima. Pero los propietarios de esa firma, que iban a visitar el establecimiento de los Mastellone para avanzar en las tratativas, no concretaron esa visita. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar