El agua que viene de Córdoba, todavía falta

Todo indica que La Picasa seguirá creciendo, quizás hasta desbordar
SATELITAL

La fotografía satelital que ilustra esta nota (fuente: ministerio de la Producción Delegación Rufino), muestra la gran masa de agua acumulada en el sur de la provincia de Córdoba y noroeste de la provincia de Buenos Aires. Esa gran superficie donde el color celeste son los campos inundados y el azul las lagunas, tiene en un gran porcentaje (especialmente en provincia de Córdoba) declive natural hacia la laguna La Picasa.

Una buena cantidad de esa masa de agua (la fotografía es de hace algunos días) no ha llegado aún a La Picasa, pero la hará en el transcurso de las próximas semanas. La imagen satelital, corrobora los temores del Comité de Cuenca. La laguna está a solo 35 centímetros del punto de desborde hacia Buenos Aires, y su nivel está subiendo aproximadamente un centímetro y medio por día. Es decir que en menos de un mes, podría producirse el rebalse.  En caso de colapsar, explican los entendidos, el desborde de La Picasa provocaría grandes daños a su paso hacia Teodelina primero y Junín después. Ya que el punto de rebalse se encuentra en una loma cuyo suelo, será fácilmente arrastrado por el caudal del desborde. Lo anterior implica que si bien inicialmente la laguna sobrepasará la loma que la contiene de manera superficial, en poco tiempo el torrente excavará un canal de grandes dimensiones. En síntesis, si desborda La Picasa fabricará su propio río, que el nivel natural del terreno encauzará primero hacia la laguna de Teodelina y desde allí a la de Junín, inundando todo lo que encuentre a su paso.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar