Rufinenses en alta mar

Sociedad 17/03/2020 Por La Tribuna del Sur
Carlos Dobal y Alicia Cikes, en un barco que deberá navegar hasta EEUU porque no los dejaron desembarcar en Chile.
AAAAAADOBALL.

El portal ViaRosario informó hoy que una pareja de rufinenses, Carlos Dobal y María Alicia Cikes (foto ViaRosario), son pasajeros de un crucero qe debía terminar su recorrido el domingo pasado en Chile. Pero las autoridades de ese país no los dejaron descender, y los 2.800 pasajeros del barco afrontan un futuro incierto.
Desde el domingo el buque navega en círculos a poca velocidad en aguas chilenas, viendo qué destino seguir, informó ViaRosario. El propio Dobal comunicó al portal de noticias de Rosario que hoy martes, permitirán bajar a los 60 chilenos a bordo en el puerto de Valparaíso, donde la nave se aprovisionará de combustible y mercaderías para navegar durante 10 días hasta San Diego, California.
En el buque no hay ningún pasajero ni miembro de la tripulación infectado con coronavirus, pero ningún país en la costa del Pacífico acepta hasta ahora que el gigantesco barco atraque en sus muelles. Los pasajeros ahora esperan que en los próximos 10 días, la empresa naviera solucione como repatriar a cada uno a su país de origen. Esto se dificulta, ya que los vuelos comerciales de EEUU a Argentina están suspendidos. Por lo que la empresa debería contratar vuelos charters.
El propio Dobal contó a ViaRosario que el domingo había un remisero de Rufino esperándolo en el puerto chileno para traerlo a esta ciudad, «tuvimos que decirle que regrese a Rufino cuando nos prohibieron el desembarco», relató.
Según el portal rosarino, el rufinense varado en altamar con su pareja se toma las cosas con tranquilidad, «se viene una gran aventura, afortunadamente la empresa decidió habilitarnos a todos el servicio wifi que era pago hasta que se desató esta crisis. Así podemos estar en contacto permanente con nuestras familias», dijo Carlos Dobal.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar