Se viene la «cuarentena responsable»

Sociedad 11/05/2020 Por La Tribuna del Sur
Ante la reapertura de actividades, el cuidado queda en gran medida en manos de cada uno y en la responsabilidad social.
CARBALL.R7-MAYO-11

La reapertura de las actividades comerciales, el ablandamiento de los controles policiales y la cada vez mayor cantidad de gente que circula por las calles, divide opiniones en todos lados sobre el impacto que esto podría tener en la evolución de la pandemia de Covid 19. Rufino no es la excepción.
Mientras esto sucede, se debate sobre el carácter que asumirá desde ahora la cuarentena, donde ya el control estatal (nacional, provincial, municipal) parece no será el factor preponderante. La idea central, es que el distanciamiento social pasará a depender cada vez más de la responsabilidad individual y social. Es decir los cuidados que cada uno toma para prevenir los posibles contagios. Y cada vez menos de la vigilancia policial o municipal.
Esta realidad se refleja también en Rufino. Ya no hay controles municipales en los accesos a la ciudad que están clausurados, donde es evidente que bicicletas, motos y peatones hacen el «caminito» y se filtran pasando sobre los montículos de tierra (foto). 
 «Y qué querés que hagamos..., en la provincia, en todos lados se afloja..., ya no tenemos más margen ni más medios para ponernos estrictos..., queremos mantener por lo menos el horario de comercio hasta las 15.30 y así tenemos 16 horas en las que no circula nadie y se reducen los riesgos», decía fuera de micrófono un funcionario del municipio.
Evidentemente, la «cuarentena dura» con vigilancia estatal, ya fue. Que en Rufino no haya ningún caso de Covid 19, y que la provincia no tenga nuevos casos desde hace una semana, abonan la idea de que «ya se puede aflojar». Eso es real, pero también lo es que estamos a pocos kilómetros de la provincia de Buenos Aires; y desde allí el virus viene avanzando hacia el oeste. O sea, estamos en el camino del «bicho». Por eso, es imprescindible que la «cuarentena responsable» comience a hacerse carne. La prevención del contagio depende de cada uno. Barbijo, distanciamiento, lavado de manos, evitar amontonamientos de gente en los comercios, deben convertirse en actitudes naturales sin necesidad de que alguien vigile, controle y obligue. Ojalá demostremos que somos capaces.  

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar