Terapia: «No se puede guardar todo en una caja»

Sociedad 13/05/2020 Por La Tribuna del Sur
Opinan quienes reunieron el dinero, para montar la terapia intensiva en el Hospital Samco de Rufino.
AAAAALEGIOR

Desde la Sociedad Rural de Rufino, Alejandro Giordani y Federico Carballeira (foto), fueron los encargados de convocar a empresarios y productores que aportaron unos 9 millones de pesos para instalar en el Samco con una terapia intensiva, generador de oxígeno y equipamiento necesario para afrontar un posible brote de coronavirus en la ciudad. Ante la no existencia de casos de Covid 19, la sala de terapia de 4 camas se redujo a 2, y su permanencia está supeditada a que el ministerio de Salud provincial la habilite, eleve el nivel de complejidad del Hospital, nombre a los médicos y enfermeras terapistas, y provea los fondos para su funcionamiento pasada la pandemia. Si eso sucede, la salud pública rufinense daría un salto cualitativo importante.

«Nosotros creemos que la pelota está en el área, solo hay que empujarla..., no se puede guardar todo en una caja y seguir como antes», dijo hoy a La Tribuna del Sur Alejandro Giordani. El dirigente ruralista trasmitió el pensamiento de quienes aportaron los fondos para montar la terapia, y destacó que «pensamos que estamos ante una oportunidad como comunidad, más allá de la pandemia..., hay que capitalizar todo el esfuerzo que se hizo, que fue histórico..., de todo esto Rufino tiene que salir con una terapia intensiva con toda la tecnología de punta que se instaló, no se puede perder».
«Gracias a Dios hasta ahora no hubo casos, pero por eso no se puede desarmar todo...; ahora el trabajo es de la dirigencia política y nosotros solo podemos colaborar y apoyar las gestiones», continuó. Y agregó que «sabemos que los tiempos burocráticos de la provincia, a veces no son los que requiere la comunidad, pero los rufinenses necesitamos una respuesta concreta».
Alejandro Giordani opinó que para el ministerio de Salud provincial, sería un avance contar en el Hospital de Rufino con una sala de terapia. Y reconoció que el proceso para lograr ese objetivo depende de varios factores, lo en este momento no parece fácil lograr. «Puede ser que no sea fácil, pero de este laberinto tenemos que salir por arriba, y el Hospital de Rufino debe tener su sala de terapia intensiva», concluyó.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar