"Esto no es una estancia, es una municipalidad"

Sociedad 28/05/2020 Por La Tribuna del Sur
Juan Arigoni, Secretario Regional de ATM, estuvo en Rufino para solidarizarse con los trabajadores municipales.
20200528_114521
ARIGONI Y BARRIOS EN CONFERENCIA DE PRENSA

Esta mañana, en la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales (SITRAM) se realizó una conferencia de prensa encabezada por la Secretaria General María josé Barrios y con la presencia de Juan Arigoni, Secretario Regional de la Asociación de Trabajadores Municipales (ATM)

La visita del dirigente gremial se dio en el marco de la medida de fuerza que hasta ayer llevaron a cabo los trabajadores municipales y tras la conciliación obligatoria dictada en audiencia en el Ministerio de Trabajo que según SITRAM no está siendo cumplida por parte del Ejecutivo en un 100 por ciento.

"Nosotros acatamos de inmediato la conciliación obligatoria de inmediato", comenzó señalando Barrios.  "Ni siquiera esperamos regresar a Rufino para comunicarlo".   Sin embargo desde el sindicato señalan que mediante la resolución 044/2020 firmada por el intendente Natalio Lattanzi y el Jefe de Gabinete Arturo Pattimo se incumplen algunas resoluciones por ejemplo al sostener el descuento de los días no trabajados.

"Se llega a esta situación por falta de diálogo", expresó la dirigente local, tras enumerar las peticiones que llevaron al reclamo: pago de adicionales, incorporación a la ART, indumentaria correspondiente para las tareas.  "No debe haber descuentos de ningún tipo", agregó, "es una práctica desleal".

Por otro lado, María José Barrios alertó sobre la posibilidad del despido de unos 10 u 11 trabajadores que están bajo alguna de las modalidades de contrato, "por plegarse al paro".

"No vamos a permitir ninguna pérdida de fuente de trabajo, esto sí es una acto criminal", enfatizó Barrios, haciendo alusión a la acusación que había recibido de parte del intendente por la medida de fuerza que se extendió durante toda la semana pasada hasta ayer.  E incluso la de romper candados del corralón (al encontrarse cerrado) y el uso de vehículos municipales.  En un tramo de la conferencia recordó la participación de particulares para la prestación de algunos servicios durante el paro y el "secuestro" de maquinaria para ser llevada a un campo privado.

Además, señaló que el Ejecutivo cae en "provocaciones permanentes" y que "el 61 por ciento de los votos no le da facultades para atropellar a todo el mundo" y "violentar todas las normas", expresó la dirigente 

A modo de ejemplo, Barrios comentó que a un trabajador que habitualmente conduce un vehículo se le asignaron tareas de limpieza con una horquilla y una pala.  "Es claramente un castigo", aseguró.

"Son pruebas pilotos"

A su turno, Juan Arigoni comentó que "esto que sucede en Rufino no es un caso aislado y sucede en varios municipios y comunas.  Son pruebas pilotos".   Y afirmó: "Esto no es una estancia, es una municipalidad".

Además el dirigente regional destacó el trabajo de quienes desde el inicio de la cuarentena "se exponen en los controles en las distintas localidades, trabajando hasta en triple turno y muchos de ellos siendo precarizados".

También señaló que la presión hacia los trabajadores precarizados para que cumplan tareas durante las medidas de fuerza "son para generar una guerra de trabajadores contra trabajadores".

Arigoni también expresó que "el Estado no puede dejar gente sin trabajo mientras que le pide esfuerzos a los privados".  Y manifestó que hasta el día en que se cumpla el plazo de conciliación obligatoria, "el intendente abra el diálogo con SITRAM".

María José Barrios explicó que en términos económicos los adicionales adeudados representan unos 300 mil pesos y que el municipio recibió un millón y medio de pesos por el COVID-19 que "si bien no son para salarios podrían emplearse en un bono".

Para la dirigente el Ejecutivo también podría haber incurrido en "malversación de fondos" ya que lo referente a indumentaria para los trabajadores "está presupuestado y votado por Concejo".  "Si exigís, tenés que tener la casa en orden".

Por último Barrios manifestó su preocupación por la existencia de "listas negras" con el listado de quienes adhirieron a la medida de fuerza.  "Instalar el miedo es delito", sostuvo.

Luego de la conferencia de prensa, Arigoni junto a integrantes del SITRAM visitaron el corralón para dialogar con los trabajadores.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar