Panorama gremial santafesino

Perotti construye sus propios laberintos; el movimiento obrero y sus discrepancias con la política del gobernador.
MOV.OBRERO.

El 4 de junio pasado la CGT del Departamento General Obligado emitió un comunicado sobre varios temas de su preocupación, pero puso la centralidad en: «…las versiones de la tercerización de la gestión administrativa del Hospital Regional Reconquista, en manos de la Asociación Médica».
Con la firma de su Secretario General, el metalúrgico Ramón Acosta, la regional cegetista dice: «…Como es de público conocimiento hemos sido rehenes cautivos de las tensiones entre la gremial médica y las obras sociales, donde en épocas de reducción del poder adquisitivo del salario de los y las trabajadoras, han seguido arrogándose la facultad de unilateralmente decidir el cobro del plus, impidiendo en algunos casos y/o limitando el acceso a la salud. En los casos que como usuarios comunes hemos denunciado estas irregularidades, nos hemos sentido intimidados, ya que el derecho a la salud es un derecho humano consagrado.»
Y agrega: «…Cuando el Estado recupera su capacidad de ser el garante del acceso a la salud contando con un Hospital de alta complejidad, donde se priorizará el acceso a la salud a los más vulnerables, volvemos a enterarnos que nuevamente aparece la gremial médica haciendo su negocio. Nos llama poderosamente la atención que en el marco de la pandemia, donde desde el Estado Nacional se jerarquiza a la salud pública, en esta ciudad se comienzan a dar los primeros pasos con la excusa de eficiencia y eficacia (conceptos que sirvieron para fundamentar que el Estado no está capacitado para poder realizar la tarea eficientemente y dar paso a la privatización) de articulación a manos privadas.»
No hay dobles lecturas, el comunicado es absolutamente claro y pone sobre la mesa una cuestión que ya es de dominio público; la relación del Ejecutivo Provincial con los grupos económicos que manejan la salud privada en todo el territorio santafesino. El apoyo del Secretario General de ATE Jorge Hoffman a esta declaración es otro elemento a tener en cuenta.
Cuando se menciona  este tipo de comentarios, surgen voces que hacen referencia a operaciones de prensa del socialismo; sin embargo, aún reconociendo que ellas existen (hacer correr cuánto dinero pusieron para la campaña de Omar Perotti las gerenciadoras de salud -tanto del centro norte como la del sur- es casi indemostrable y por lo tanto no se puede mencionar públicamente cualquier cifra y carece, en consecuencia, de rigor periodístico), hay un dato que no pasó desapercibido tampoco.
Nadie niega, primero, la existencia de esa relación cuyo fin es manejar no sólo el Ministerio de Salud (su titular es un referente del sector privado), sino también el control de áreas u organismos –entre ellos el IAPOS- donde circulan millones de pesos mensualmente. 
La disputa no es entre el modelo de salud pública (que profesionales como los Doctores Jorge Rachid o Daniel Gollán han expresado en sus repetidas visitas a la Provincia en 2019) y la presión de la salud privada, sino que todo se encamina a una interna por el control de fondos y espacios de poder donde se toman determinadas decisiones, entre las propias gerenciadoras.

Sonia Alesso la titular de AMSAFE y CTERA, el martes 2 de junio en declaraciones a radios de Buenos Aires y Santa Fe,- luego  levantadas por el diario Página 12- dio el marco general de la paritaria nacional donde no sólo el tema salarial será el componente de la misma, sino cuestiones referidas a teletrabajo, regreso a clases, protocolos de seguridad, entre otros ítems, formarán parte de los planteos que el sector docente va a realizar. Es indudable que estas problemáticas estarán en la mesa paritaria provincial.
Y señaló específicamente a FM Futurock que hay «muchísimos docentes trabajando en comedores escolares como primera línea de fuego, junto a enfermeros y médicos». Esto, mientras continúan los reclamos de los docentes reemplazantes por su situación de falta de respuestas del Ministerio de Educación, cuestión ya planteada en su momento de una manera muy enfática por la titular de la docencia santafesina.
FESTRAM emitió el 5 de Junio un parte de prensa titulado: «Municipales rechazan percibir salarios con pagos escalonados» y donde puntualiza textualmente: «…A la fecha, no darán cumplimiento en tiempo y forma al pago de salarios correspondientes al mes de mayo las Municipalidades de Coronda, Funes, San Justo, Roldán, Granadero Baigorria, Venado Tuerto, San Javier y en 22 Comunas de distintos Departamentos de nuestra Provincia.»
Su Secretario General, Claudio Leoni, vuelve en el mismo comunicado a expresar su preocupación: «….por la falta de responsabilidad pública y ausencia de la ética, de la solidaridad, de aquellos que buscan reducir gastos con el salario de los trabajadores, mientras pagan millones de pesos al sector financiero de las ART, que cobran sus cápitas por la totalidad de los trabajadores cuando más del 40% están obligados a respetar el Aislamiento Social y en consecuencia sin ningún tipo de obligaciones prestacionales. Peor aún, hay municipios que ni si quiera tienen protegidos a los trabajadores en la emergencia, estando obligados legalmente a efectuar aportes para la prevención y seguridad laboral».
Martín Lucero, Secretario General del SADOP Rosario planteó en un comunicado luego de una reunión con la titular de la cartera educativa provincial «...la necesidad de la inmediata reapertura de la paritaria salarial  para abordar las actuales condiciones de trabajo. En función de reforzar este pedido está (el gremio) realizando una recolección virtual de firmas que la próxima semana serán entregadas a las autoridades ministeriales. Se expresó el profundo malestar sobre esta situación y que se espera un cambio de actitud de las autoridades del Ministerio que hasta el momento fue inflexible.»
El gremio de los docentes particulares  agregó en la información de prensa emitida el 4 de Junio pasado: «…En ese marco se acordó destacar la importancia que los Comités Mixtos de Higiene y Seguridad en el trabajo porque son el ámbito legal de debate sobre la aplicación de la normativa laboral….». Destacó además: «… que la entidad no va a permitir que se ponga en riesgo de salud a quienes representan y se trabajará para que todos  los educadores de cada rincón de la Provincia, tengan las mismas condiciones de acceso a los protocolos preventivos  y tengan garantizadas las condiciones de salud laboral.»
Es evidente que el movimiento obrero en Santa Fe, ya sea del sector Público o de las Regionales de la CGT y el propio Movimiento Sindical Rosarino, advierten que, en y post pandemia, hay discusiones que no deben dilatarse y observan como la concepción de la relación del Estado con los gremios que lleva adelante el Gobierno Provincial, básicamente a través de su Ministro de Trabajo, es muy diferente a la del conjunto de los representantes de los trabajadores y trabajadoras santafesinos.
Aún más, critican cerradamente la actitud de estar tensando siempre la cuerda frente a situaciones puntuales que ameritan otro tipo de tratamiento. Los gremios estatales no entienden la necesidad de estar especulando con el pago de los 3000 pesos a aquellos/as hombres y mujeres que desde distintos niveles del Estado están en la lucha contra el COVID 19, cuando esos fondos fueron remitidos por el Gobierno de la Nación para ese fin o en casos como los aportes a Municipios donde aparecen los recursos cuando las situaciones ya han estallado en medidas de fuerza o están a punto de efectivizarse las mismas.
Hay escenarios de conflicto. Puertas adentro ya nadie lo duda.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar