50 días sin llover

La falta de humedad superficial, dificulta en la zona la continuidad de la siembra de trigo.
siembra

En la Zona Rufino se estima que a la fecha, se sembró alrededor del 60 por ciento de la superficie destinada al trigo. Pero la siembra restante, alrededor del 40 por ciento, enfrenta las dificultades derivadas de la falta de lluvias.
Según informó la Estación Meteorológica Rufino de Omar Maina, en nuestra zona llovieron 21 milímetros el 20 de abril. El 28 de abril se registró una precipitación insignificante, solo 1 milímetro; y después no volvió a llover.
La ausencia de lluvias está provocando escasez de humedad en la capa superficial de los suelos, lo que dificulta la implantación del trigo. Los productores optan por enterrar la semilla más profundamente para llegar a la capa húmeda del suelo, lo que no es tarea fácil en todos los lotes.

Los pronósticos indican que tendremos un invierno marcadamente seco, y recién para fines de agosto o principios de septiembre volverían las lluvias importantes. El ingeniero Mario Monti, del la delegación local del ministerio de la Producción, señaló que se recomienda a los productores revisar cada lote para verificar la humedad del suelo. Y  llevar la semilla 7 centímetros de profundidad, que es lo máximo aconsejable para el trigo.
«Los lotes que ya se sembraron posiblemente no tengan problemas, porque el trigo va aguantar la sequía y va a necesitar lluvias a partir de septiembre», dijo Monti a La Tribuna del Sur. Y confirmó que las agencias climáticas, coinciden en pronosticar sequía para el invierno en curso. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar