La Picasa creció más de 30 centímetros en un mes

Y se extendió más de 100 metros sobre la ruta 7.


Hoy domingo el lugar donde la ruta nacional 7 se sumerge en La Picasa, parecía estar recuperando el atractivo turístico del que gozaba hace 17 años. Gente tomando mate, sacando fotos y admirando el gigantesco espejo de agua que hoy, con 45 mil hectáreas, es apenas un 20 por ciento más chico que el lago Nahuel Huapi (57 mil has.). Se ven pocos pescadores, ya que personal de Gendarmería impide celosamente el ingreso de botes y lanchas a la laguna (una camioneta que remolcaba un bote había sido demorada). Tan es así que el cronista de La Tribuna del Sur, se ganó una dura reprimenda de los gendarmes por arremangarse los pantalones y penetrar 50 metros en el agua para tomar una fotografía.

La laguna sigue recibiendo agua y creciendo visiblemente. Tal como se observa en las fotografías comparadas de hace un mes y de hoy que ilustran esta nota, el nivel de La Picasa creció más de 30 centímetros. Y se extendió más de 100 metros sobre la ruta llegando ya al ingreso de la estancia La Gabriela, que como sucedió hace 17 años, está otra vez totalmente inundada. Evidentemente, el ritmo de crecimiento de La Picasa continúa en el promedio de algo más de 1 centímetro por día. La falta de evaporación por las bajas temperaturas, y el clima lluvioso que persiste sobre toda la Cuenca, parecen confirmar los pronósticos de un posible desborde del ya gigantesco espejo de agua.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar