Productores mentirosos

Llaman a movilizarse «contra la expropiación de empresas agropecuarias», pero defienden a estafadores y evasores.
VICENTIN

La agrupación denominada «Productores Autoconvocados del Sur de Córdoba» (Prascor), difundió en las redes sociales un llamado a movilización para el próximo sábado. El mensaje llegó por whatsApp a productores rufineses, y señala que la movilización se realizará «en reclamo de la no expropiación de empresas agropecuarias en nuestro país». Y agrega que el mencionado reclamo, es para «apoyar y defender la verdadera soberanía». La convocatoria falta a la verdad y en realidad llama a defender a los administradores del grupo Vicentín, acusados de vaciar esa empresa luego de haber obtenido 18 mil millones de pesos del Banco Nación, en complicidad con funcionarios macristas. Impulsada realmente desde la usina ideológica de operadores de Cambiemos, las movilizaciones que se vienen desarrollando por este tema tienen un solo objetivo: evitar que la justicia investigue a gerenciadores de la empresa vaciada y a ex funcionarios del gobierno anterior. 

Como consecuencia de ese vaciamiento, fueron estafados miles de productores que vendieron sus granos a Vicentin y no cobraron, y ven peligrar su fuente de trabajo alrededor de 3 mil trabajadores en la provincia de Santa Fe. Entre otras maniobras además de la mencionada estafa perpetrada contra la nación, Vicentin simulaba compras de granos en Paraguay y traía desde ese país barcos vacíos, que en realidad eran cargados en puertos argentinos evadiendo tributos. El salvataje de la mega empresa cerealera con extensión en varios rubros del mercado alimenticio, iniciada desde el Estado Argentino para preservar fuentes de trabajo y dar respuesta a los productores que esperan el pago de sus granos, tiene también otro objetivo. Ese objetivo es evitar que Vicentin sea comprada por las grandes empresas multinacionales de la alimentación, evitando la extranjerización de la producción de alimentos en el país. El salvataje de Vicentín es eso, el salvataje de una gran empresa que puede pasar a manos extanjeras. Y no es para nada la «expropiación de empresas agropecuarias», como maliciosamente dice Prascor en su mentirosa convocatoria.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar