El agua da una tregua a Melincué

Dos centros de esparcimiento quedaron prácticamente inutilizados.
LA-FABRICA

Durante el fin de semana que pasó, el agua terminó de retirarse del casco urbano de Melincué, aunque las bolsas de arena y los terraplenes quedan como símbolo de la permanente amenaza que representa la laguna.

En un informe para La Capital, Walter Barbarich da cuenta de las consecuencias de la inundación para dos centros de esparcimiento que fueron invadidos por el desborde de la laguna y están inutilizados. Uno de ellos es el complejo La Fábrica Bailable, totalmente anegado y aún con medio metro de agua en su interio (foto La Capital). El otro es el Club Náutico Melincué, donde el agua rodeó los edificios y anegó todo a su alrededor. El desborde de la laguna también afectó al Hotel y Casino, aunque allí los daños provocados por el agua no fueron tan graves.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar