Vuelta a clases

Se aprobó a nivel nacional el protocolo para retornar a las aulas, sería en agosto si la curva de contagios lo permite.
TROTTA.jpeg

La Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE) encabezada por el ministro de Educación de la Nación (foto), aprobó ayer los protocolos federales para la vuelta a clases. 
El cónclave presidido por el ministro Nicolás Trotta, aprobó de manera unánime el documento «Protocolo Marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria». El documento fija los lineamientos obligatorios marco y recomendaciones generales, que le permitirá a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, elaborar planes progresivos y acorde a sus particularidades que garanticen un retorno seguro a los establecimientos en el momento en que la situación epidemiológica lo permita.
«Tenemos la obligación de avanzar en las instancias de formación y capacitación del personal docente y no docente de cara a la vuelta a las escuelas, al mismo tiempo que prepararemos a nuestras y nuestros estudiantes y familias para la nueva normalidad de las aulas», destacó el ministro Trotta.

La reanudación de las clases presenciales en el país tendrá las siguientes características: se realizará a través de un escalonamiento progresivo, de acuerdo con criterios epidemiológicos de evolución de la pandemia y las características sociodemográficas de cada región y la asistencia será alternada por grupos de alumnos/as, de manera de garantizar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, articulando tiempos de presencialidad y de no presencialidad bajo un modelo «bimodal».
Cada jurisdicción podrá construir reglamentaciones propias complementarias. Para ello, las provincias deberán presentar un Plan Jurisdiccional de retorno a clases presenciales ante el Ministerio de Educación de la Nación, a través de la Secretaría General del Consejo Federal de Educación. El mismo deberá contemplar en su organización y alcances, lo establecido en el documento acordado y tener la aprobación de las máximas autoridades educativas y sanitarias de cada jurisdicción.
En la provincia de Santa Fe, se estima que dependiendo de la evolución de la curva de contagios, las clases podrían comenzar en el mes de agosto.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar