Ser maestra en Rufino en tiempos de Covid

Sociedad 05/08/2020 Por La Tribuna del Sur
Esfuerzo extra para que los alumnos no pierdan contacto con la escuela, a falta de internet... fotocopias.
ZZZZESCUELASSS.

Pocos días atrás el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que «el 50 por ciento de los alumnos perdieron contacto con la escuela» en todo el país, desde que inició la cuarentena y la actividad escolar se desarrolla de manera virtual, vía celulares o computadoras.
Un relevamiento hecho por este portal de noticias entre docentes y directivos de escuelas rufinenses, revela que ese fenómeno descripto por el ministro Trotta, no se verifica en nuestra ciudad. Lo que sí pudimos comprobar es que la gran mayoría de las maestras, dedican mucho tiempo y esfuerzo para seguir en contacto con sus alumnos y  avanzar con el aprendizaje y las tareas.
«No, no se perdió contacto con los alumnos durante este tiempo..., sí puedo decir que los que eran problemáticos en el aula lo siguen siendo ahora. Pero el contacto con los alumnos no se perdió ni mucho menos..., las docentes hacen un seguimiento muy cuidadoso», señaló la directora de la escuela 669, ubicada en la zona próxima al centro de la ciudad.

La lógica invita a pensar que la falta de contacto de los alumnos con su escuela, se produce en los establecimientos donde las familias de los chicos tienen un reducido acceso a internet.
En la escuela 6426, ubicada en la periferia de Rufino, una docente afirmó que «acá no llegan al 10 por ciento los alumnos que tienen internet en su casa, a veces las mamás no tienen crédito en el celular..., ¿cómo hacemos? Fotocopias y más fotocopias, las llevamos a la casa de los chicos o las vienen a buscar los padres.., y después las traen para corregirlas o las vamos a buscar nosotras»
La respuesta de la docente no requiere de demasiadas explicaciones. Trabajar vía internet o celular con los que tienen señal o crédito, pero también fotocopiar las tareas y distribuirlas, ir a buscarlas, corregirlas. Nada cercano a la idea que algunos se han formado de las docentes en tiempos de pandemia. No solo que no trabajan menos, trabajan mucho más y deben afrontar situaciones complejas, especialmente con las familias más vulnerables de la comunidad educativa.
Al menos en Rufino, la afirmación del ministro Trotta no se verifica en la realidad. Los alumnos y alumnas no han perdido contacto con su escuela. Y esto es consecuencia de un esfuerzo permanente de docentes y directivos. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar