La precandidata del «Movimiento Evita»

Política 01 de agosto Por
Cristina Navarro competirá con Viassolo y Marcos en la interna del Frente Justicialista, «quiero saber cuantos votos tengo...».
CRISTINAnavarro

Cristina Navarro (57) es empresaria del transporte, casada, 3 hijos (dos varones y una mujer), referente histórica del Movimiento Evita en Rufino y precandidata a concejal en las PASO del 13 de agosto. Conversando con La Tribuna del Sur, confiesa que se siente «tironeada» en el distanciamiento entre Cristina Kirchner y Florencio Randazzo (el Evita apoya a este último en Buenos Aires). «Y sí, me siento como tironeada, los dos son excelentes compañeros y he militado para los dos», afirma, y mira a los jóvenes de su agrupación que la acompañan en la entrevista (foto). En la provincia de Santa Fe, el Evita respalda la candidatura a diputada nacional de Alejandra Rodenas. «Es una mujer espectacular, una compañera muy preparada», dice Cristina de Rodenas. En cuanto a su precandidatura a concejal, Navarro cuenta que «nació de la imposibilidad de llegar a la unidad en el justicialismo..., Gustavo (Dehesa) siempre quiere manejar la historia y nunca hay lugar para uno. La de Mauro Marcos es la lista de Gustavo, lo dice todo el mundo aunque pataleen las otras agrupaciones que están en esa lista. Son amigos desde siempre, Mauro llegó a la Cooperativa de la mano de Gustavo. Y bueno, yo quiero saber cuantos votos tengo». Cristina opina que competir en las PASO con dos ex presidentes de la Cooperativa, la favorece. «A algunos les puede parecer que estoy en desventaja, pero yo me siento más aceptada por la gente. A ellos haber sido presidentes de la Cooperativa no los beneficia. En la historia de la Cooperativa nunca la gente había hecho una marcha a la puerta de la institución, a Mauro se la hicieron... Yo no los hubiera puesto de precandidatos, pero bueno, por algo hay internas...», reflexiona.

Le preguntamos qué piensa de María Ana Menghini, que según algunas encuestas es la precandidata a concejal que encabeza la intención de voto. «De María Ana pienso que cualquiera hace política con plata. Para mí deja mucho que desear, solo trajo dinero, tendría que haber traído respuestas para otros temas, como la crisis hídrica y el corte de la ruta 7. Como concejal no hizo mucho, se la pasó criticando a Dehesa», subraya. Y agrega que, «como concejal yo no haría eso..., hay que construir y aportar soluciones, no poner palos en la rueda». En cuanto al funcionamiento del legislativo, Cristina Navarro es tajante. «Hoy es un desastre, parece un conventillo..., y no digo otras cosas porque no quiero ofender. No construyen, no son serios, parecen comadres enojadas. Y de los concejales del PRO ni hablemos, no fueron a trabajar y cobraron el sueldo. Yo todavía estoy enojada por eso. Se aprovechan porque el pueblo de Rufino es manso... Yo le preguntaría a Lattanzi que hace él si un empleado de su empresa no va a trabajar...». Cuando le preguntamos qué iniciativas impulsaría si le toca ocupar una banca, responde que «me preocupa mucho el tema de la salud pública en Rufino, la falta de pediatras en las guardias. También hay que mejorar los servicios, acá mismo en Barrio Germán Muñoz, en el centro del barrio no hay recolección de residuos. Hay mucho para hacer, en el barrio San Martín hicieron veredas y una plaza, pero solo en un sector, y el Barrio San Martín es grande. La economía local y regional está muy mal, por ejemplo los transportistas estamos parados, los camioneros de Rufino se tienen que ir a otras zonas para poder trabajar..., y cada vez se pagan más impuestos, a nivel local y nacional. Me parece bien que el intendente haga cumplir la ley..., pero hay que ver en que condiciones estamos. Hay mucho por hacer, no sé, habrá que darle tiempo a Lattanzi, con toda esa plata que le mandaron del gobierno nacional», concluye Cristina Navarro.

Te puede interesar

Te puede interesar