El aumento en la tarifa del agua puede impactar más en quienes no tienen medidor

El incremento será del 38 por ciento
canilla

Aguas Santafesinas aumentará la tarifa de agua y cloacas en un 20 por ciento para el presente mes de febrero, y la incrementará un 10 por ciento más a mitad de año. Este aumento del 38 por ciento podría no ser el único, ya que se espera un nuevo ajuste de la tarifa del agua durante el segundo semestre de este año.

El incremento de la tarifa de Aguas Santafesinas, tendrá mayor impacto en quienes no poseen medidor y, por lo tanto, no pueden reducir el consumo o cuidar más el uso del agua. Ese efecto se puede producir donde también hay servicio de cloacas.
En la ciudad de Rufino, hay alrededor de 7.500 conexiones domiciliarias de agua, de las cuales unas 2.500 tienen medidor de consumo.
Para saber como afecta el incremento de tarifa a los usuarios con medidor y a quienes no lo tienen, vale un ejemplo concreto.
Una vivienda con agua y cloacas, con tres dormitorios y tres habitantes, paga hoy (sin el aumento), una factura de 430 pesos si no tiene medidor. Y una de 180 pesos si posee medidor de consumo y hace uso racional del agua.
Cuando más grande es el inmueble, si el usuario no tiene medidor, más onerosa será la factura del agua, ya que sin el medidor el monto se calcula en base al tamaño de la vivienda y superficie del terreno.
Quienes no tienen medidor de consumo de agua en Rufino, informaron en la oficina de Assa, puede solicitarlo a la empresa, pero debe abonarlo. El costo del medidor para el usuario, es de alrededor de 1.400 pesos.
Si el usuario vive en una casa de mediana a grande, donde viven 3 o 4 personas que hacen un uso racional del agua, la instalación del medidor puede representarle una reducción importante en el monto de la factura.
En nuestra ciudad, los medidores pueden instalarse en todos los sectores donde Assa presta el servicio. Menos en barrio Germán Muñoz, donde la cuestión se complica bastante.
En ese barrio, al construirse las viviendas se hizo una sola conexión a la red cada dos viviendas. Y esa conexión se divide ya dentro de la línea de edificación. Por esto, para instalar un medidor, el usuario debe solicitar y construir una conexión nueva.

Te puede interesar