Clavero, pulseras electrónicas y botones de pánico

Policiales 02 de abril de 2018 Por
El Fiscal Adjunto y los problemas que impiden el mayor control de las prohibiciones de acercamiento en casos de violencia de género.
CLAVE

El sábado pasado a las 11 de la noche y por orden del fiscal adjunto de Rufino Mauricio Clavero (foto), personal de la Comisaría de la Mujer procedió a la detención de un hombre identificado como Mauro Sebastián Q. El detenido fue acusado del delito de lesiones leves dolosas, en el marco de violencia de género. La audiencia imputativa y cautelar se celebrará hoy lunes por la tarde. Luego de este procedimiento, el fiscal Clavero distribuyó un informe señalando que la política de la fiscalía es que «frente a delitos de lesiones el agresor de género transcurra el inicio del proceso y posterior formalización de la atribución de los hechos delictivos privado de libertad hasta que se realicen las audiencias imputativa y cautelar que permitan debatir el peligro procesal y de la integridad de la víctima por parte del agresor».

Clavero agrega que por lo anterior, la Fiscalía viene solicitando al ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe la implementación del sistema de pulseras electrónicas, y explica que ante ese pedido, «el ministerio de Seguridad por el momento contestó formalmente que Rufino y la zona al carecer de sistema 911, no puede implementar estos sistemas de control de imputados ni botones de pánico de utilización por parte de víctimas». El comunicado del fiscal adjunto, se debe sin duda a que luego de la imputación descargos, rara vez los imputados reúnen los requisitos para el dictado de la prisión preventiva, y por lo tanto se dictan las «perimetrales», es decir la prohibición de acercarse a las víctimas. Y esas medidas son muy difíciles de controlar sin el auxilio de elementos tecnológicos, como el «botón de pánico» que pueden utilizar las víctimas, o la «pulsera electrónica» que se coloca al imputado para nonitorear su posición.

Te puede interesar

Te puede interesar