Éxitos

Contratapas 07 de mayo de 2018 Por
Contratapa de la edición impresa de La Tribuna del Sur, del sábado 5 de mayo de 2018.
SELALLEVAN

Utedes recordarán que hace poco más de un año, dije aquí que trataría de no hablar de política en esta contratapa. Yo a esta película ya la ví, les dije. Y nadie tiene derecho a amargarle la vida al de la butaca de al lado, contándole el final. Además el Sturze nos donó la fuente con los angelitos en bolas que está en la esquina de la plaza, y ya me advirtieron que no debo hablar mal de él.
Pero bueno, la coyuntura se impone y no hay un solo correo de los que recibo, que no se refiera a la crisis del dólar, el tarifazo, los intereses al cuarenta por ciento y las heladeras cada vez más vacías. Sin embargo, pienso mante-nerme en mi tesitura. No sólo para no contar el final de la película, también porque no coincido en nada con las tremendas críticas que se descargan sobre el gobierno nacional.
«Estimado Hache, no puedo creer que esta gente se equivoque de esta manera, ya no se puede vivir, se disparó el dólar, aumenta todo, las tarifas no se pueden pagar, la nafta subirá de nuevo. Yo tenía esperanzas, pero este fracaso me está destruyendo...”, dice un lector y los demás correos transitan por adjetivos similares.
Debo decir que no coincido para nada con eso de «fracaso» o «equivocación». Tildar de esa manera a nuestros gobernantes, al mejor equipo de todos los tiempos, es un acto de desprecio inaceptable. Todo lo contrario, lo que está sucediendo es la demostración irrebatible de la capacidad, destreza, habilidad, picardía, inteligencia, preparación e idoneidad intelectual y técnica del prestigioso grupo de financistas que nos gobierna.
Estimados lectores, no están ustedes ante ningún fracaso, ni mucho menos. Lo que están viendo es el éxito rotundo e innegable, de las políticas económicas que supimos conseguir. Sí señoras y señores, acá nadie se equivocó (en la Casa Rosada, digo), están haciendo lo que vinieron a hacer, y debe reconocerse que lo están haciendo más que bien. ¿O no vieron los camiones llenos de dólares en Ezeiza, cargando los aviones a los que les cuesta despegar de tan llenas que llevan las bodegas?

Estimados amigos, se la están llevando en aviones. La que trajeron más los intereses que pagamos todos, los más altos del mundo. ¿Pero de quién es esa plata? Ahhhh.... de los bancos y los fondos de inversión, dirán ustedes. ¿Y quiénes tienen la plata en los bancos extranjeros y los fondos de inversión radicados en Panamá, las Caimán y demás paraísos fiscales? Ahhhh.... buena pregunta. Este muchacho Caputo, dueño de un fondo de inversión que se olvidó de declarar, ¿cuántos clientes tenía? Pocos, una veintena. ¿Quiénes son? Los apellidos los pueden encontrar recorriendo la lista de habitantes de la Rosada y los diversos ministerios. ¿Cuánto hicieron con la bici financiera de las Lebacs? Mucha mis estimados, más de lo que se imaginan. De qué fracaso me hablan.
Y si se puede, seguirán los éxitos. Ya se llevaron unos seis mil millones de dólares con sus intereses del 30 por ciento. Pero capaz que la traigan de nuevo, porque ahora los intereses son del cuarenta por ciento. Y otra pedaleada, hasta que se pueda y la gilada se avive. Éxito tras éxito, son las ventajas de estar de los dos lados del mostrador.
Mientras escribo lo escucho al ministro Dujovne. «Nuestra política está funcionando...», dice el tipo. A confesión de partes... Y cómo funciona (para ellos).
Entonces, volviendo al principio, cuidado con los adjetivos. No sean tan injustos, no subestimen a esta gente. Los gerentes exitosos siguen acumulando logro tras logro. ¿O la medida del éxito no es la ganancia acumulada?
Claro, dirán ustedes, pero yo estoy cada vez más seco, no llego a fin de mes. Ahhh.... pero eso es problema suyo. Entonces el que fracasó es usted, no ellos que se la llevan en aviones. Lo que pasa es que vos no te reconvertiste, no dimensionaste la volatilidad de los mercados ni la aversión al riesgo del capital financiero. Agiornate querido porque sin duda, seguirán los éxitos.
                                                                                                                                                        H.B.
                                                                                                                                                       [email protected]

Te puede interesar