Futuro complicado para la ruta 7 y La Picasa

Buenos Aires no quiere agua y se vienen las lluvias de otoño
Ruta.Picasa

La semana pasada el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz, ordenó la construcción del canal aliviador para La Picasa. «Esto es el principio del fin de los problemas...», dijo el presidente del Comité de Cuenca Juan C. Duhalde a este semanario, al conocer la noticia. Y explicó que el canal de 6.500 metros de longitud, partirá desde las proximidades de la estación de bombeo conocida como Alternativa Norte, y llevará el agua hasta otro canal ubicado junto a la ruta 14, que a su vez trasladará los excedentes hídricos hacia la laguna de Teodelina, de allí al Río Salado y luego al mar. «Con ese canal La Picasa bajará 1 centímetro por día...», explicó Duhalde; quien estimó que la construcción del canal puede demandar alrededor de 30 o 40 días de trabajo.

Pero para el intendente de Rufino Natalio Lattanzi, esa solución no es tan simple de alcanzar. El canal aliviador sacará ente 4 y 5 metros cúbicos por segundo de agua de la laguna, pero según Lattanzi hoy no es fácil que Buenos Aires acepte recibir ese caudal, porque en esa provincia las cuencas están saturadas y faltan finalizar obras hídricas que acelerarían la desembocadura de los excedentes en la Bahía de Samborombón.
En el Comité de Cuenca de La Picasa son más optimistas. Y afirman que ese caudal de 4 o 5 metros cúbicos no afectaría a Buenos Aires, porque es insignificante comparado con el caudal que transporta el Río Salado. Y además, dicen, esos excedentes reemplazarían a los que tendría que bombear la Alternativa Norte (hoy inactiva) ya aceptados por los bonaerenses.
La solución será política. Todos estiman que el canal aliviador se construirá en el corto plazo. Pero luego se deberá negociar con Buenos Aires para poder habilitarlo. Hasta ahora, Buenos aires se niega a recibir una sola gota de agua más desde Santa Fe.
A lo anterior, se suma que la construcción del canal aliviador podría no ser tan rápida. Ya que en un mes pueden comenzar las lluvias de otoño. Con la laguna a pocos centímetros de superar el terraplén de ruta 7, el panorama puede no ser alentador si las lluvias de otoño son intensas.

Te puede interesar