Extraño episodio en el cementerio

Un ataúd fuera del nicho, abierto y con los restos sobre el piso.
CEMENTE

Esta mañana en el cementerio de Rufino, se encontró un nicho con la placa destruida, el ataúd fuera del nicho y abierto, y los restos que contenía en un costado, sobre el piso. Ni la policía ni fiscalía informaron aún los detalles del hecho, en tanto en el juzgado confirmaron que el cementerio no tiene cuidador durante la noche.

«Cada tanto se producen daños en tumbas y panteones, porque el encargado del cementerio va a las 7 de la mañana, no hay vigilancia en la noche», señalaron fuentes judiciales. Y agregaron que «a veces la gente lo denuncia, pero la mayoría de las veces no lo hace». La tumba que se encontró hoy profanada, corresponde a un hombre sepultado hace alrededor de 25 años. Una de las hipótesis, trascendió, es que se trate de alguien que vende huesos de cadáveres a estudiantes de medicina. Pero las informaciones que trascendieron señalaban que al cuerpo, no le faltaban ninguna de sus partes.

Te puede interesar