La ruta 7 para Trump

Una empresa norteamericana desplaza a Cartellone para la ruta segura en la 7; y la 33 entre Rufino y Villegas.
AAOBRADOR

El gobierno macrista está concretando su proyecto de relegar a las empresas nacionales y frenar el avance de los chinos, para privilegiar empresas estadounidenses en las obras de autopistas por el programa de Participación Público Privada. Hoy se anunció que la importante constructora estadounidense Astris, con el respaldo del presidente Trump, se haría cargo del corredor C del plan de autopistas. Es decir la ruta nacional 7, construyendo «ruta segura» de Junín a San Luis, la Variante La Picasa (nuevo trazado), y la «ruta segura» en la 33 desde Rufino a Villegas. Los estadounidenses desplazarían a Cartellone Construcciones del control de la obra, comprando una parte a partir de un aporte de 250 millones de dólares. Ese dinero será provisto por la agencia estatal nortemericana OPIC (Corporación de Inversión Privada en el Extranjero). Cartellone ya comenzó a montar su Obrador en Rufino (foto), para la «ruta segura» en la 33 hasta Gral. Villegas. El Obrador está ubicada al este de ruta 33,

Si bien el crédito rondaría apenas el 30 por ciento del monto necesario, permite comenzar los trabajos inmediatamente en un claro apoyo al macrismo de la administración Trump. A su vez, esta misma operatoria podría repetirse en el resto de los corredores. De esta manera, Macri aprovecha el desprestigio sobre el empresariado nacional por la causa de los (inexistentes) cuadernos. Y responde al interés norteamericano de frenar el avance empresas chinas, que obtuvieron financiamiento para el PPP y ambicionan el mismo corredor C. El presidente ha mantenido reuniones con directivos de la Cámara de Empresarios de Estados Unidos, mientras que otros funcionarios de Cambiemos tuvieron contactos con la consultora de obra pública CH2 Hill y con Progress Rail Services Corporation, uno de los más grandes proveedores de material ferroviario del mundo.

Te puede interesar