¿Cosecha complicada?

Regionales 04 de febrero de 2019 Por
El «año agrícola» ya acumuló más agua de la necesaria, temor a la «falta de piso» para cosecha.
AÑO_AGRIC.

Los meses de octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo, son considerados el «año agrícola» para la cosecha gruesa. Para ese período, que coincide con el ciclo de la soja de primera desde siembra a cosecha, se estima necesaria una lluvia total de alrededor de 400 milímetros. Transcurridos dos tercios del «año agrícola», en la Zona Rufino llovieron ya 580 milímetros (ver infografía). Y los pronósticos anuncian lluvias superiores a lo normal para el trimestre febrero, marzo, abril; con un porcentaje del 70 por ciento de ocurrencia para un Fenómeno Niño.

La situación descripta puede provocar una «falta de piso» para el momento de la cosecha gruesa, y ya se están registrando aumentos en la altura de las napas. En la Delegación Rufino del Ministerio de la Producción, el ingeniero Mario Monti recomendó a los productores realizar siembra de «cultivos de cobertura» antes de cosechar soja y maíz, para evitar la mencionada falta de piso al momento de cosecha. «En ferero el maíz deja de absorber agua, y en marzo la soja tampoco absorbe más, por eso es recomendable sembrar cultivos de cobertura para afirmar el suelo y poder cosechar», señaló Monti, recomendando que los productores cosulten a los profesionales agrónomos para determinar momento y tipo de cultivo a implantar antes de cosechar la oleaginosa. Los cultivos de cobertura son verdeos de invierno (avena, reygrass, vicia), que se siembran desde avión sobre la soja y el maíz sin cosechar, para que esas semillas se desarrollen formando un entramado de raíces. De esta manera se consolida el suelo, facilitando la movilidad de las cosechadoras en el lote.

Te puede interesar