Carta para Natalio

Sociedad 26 de marzo de 2019 Por
"Te cuento, porque no estuviste el domingo en el cruce...."
AAAAFILA

Te cuento Natalio, porque no estuviste. El domingo en el cruce de las rutas 33 y 7 se juntaron alrededor de un millar de personas; las había de todos los matices políticos, credos y colores. Es lógico porque se reclamaba por la autopista, y cuando un Scania te emboca de frente en la 33, la muerte no pregunta si sos macrista, kirchnerista o musulmán. También se pedía por el edificio de la Agro, donde asisten hijas e hijos de rufinenses sin distinción de ningún tipo. Y por la 7 en La Picasa, donde no pasa nadie aunque traiga recomendación de Cristina o Mauricio. El domingo en el cruce, un millar de personas bailaron, cantaron y pidieron por causas justas, derechos adquiridos, solidaridad comunitaria y espíritu localista. No se sorteaban motos ni se hablaba de porcentajes, cotización del dólar o quintales por hectárea. No había armas ni murallones de cemento sobre la ruta. Sólo música, baile y reclamos legítimos. Sin embargo, Natalio, vos no estuviste con tu pueblo. Al contrario, ordenaste a los agentes de tránsito que hicieran multas a los camiones que intentaran circular por los desvíos, que los organizadores del acto habían previsto para evitar el corte total de las rutas. ¿Quizás pensaste que los camioneros se iban a impacientar, forzando la suspensión del reclamo? No sucedió eso Natalio. Con todo respeto y si aceptás una humilde opinión, creo que hay algo que no estás entendiendo. Si hacen la autopista 33 o terminan el edificio de la Agro, ninguno de los que estuvimos el domingo en el cruce vamos a cortar la cinta, ¡sos vos el que va a salir en la foto! Tampoco los que estuvimos en el cruce, pensamos que vamos a voltear un gobierno bailando una chacarera. No nos subestimes, solo queremos que nos escuchen. Ya rumbeaste mal, Natalio, cuando unos días antes de la anterior movilización por la Autopista hiciste poner en la ruta un cartel de «inicio de obra». Para vos habrá sido una picardía, pero a nosotros nos sonó a provocación. Te estás equivocando Natalio. Ya le erraste fiero cuando quisiste convencernos de aceptar que la 33 sea «ruta segura» hasta Rufino, y que para la autopista quedáramos esperando una «segunda etapa». Pregunto, con todo respeto: si pudiste cortar la ruta durante semanas por un porcentaje más o menos de retenciones, ¿no podemos nosotros cantar y bailar en el cruce un par de horas, por obras que van a cambiar la historia de nuestra ciudad? Atte.
Hugo Basso