«Si quieren cortar... que corten»

Sociedad 10 de abril de 2019 Por
Podría terminar en arbitraje el conflicto por LEDs en Lorenzetti.
AARTUR

La semana pasada el municipio conectó y encendió las luces LEDs del alumbrado instaladas por la propia municipalidad. La Cooperativa Eléctrica reclamó por la falta de un proyecto técnico y final de obra; y aduciendo una violación al contrato de concesión cortó la energía a las LEDs y al sector del Obrador municipal donde habían sido conectadas. Hoy las LEDs del alumbrado en Lorenzetti siguen sin electricidad y lo mismo sucede con un sector del Obrador. «Nosotros estamos haciendo todo lo posible para normalizar la situación», dijo esta mañana a La Tribuna del Sur el jefe de Gabinete Arturo Patimo (foto archivo). Y consideró que el problema «debe solucionarse según lo que dice el contrato de concesión», aunque aceptó que municipalidad y cooperativa tienen distintas interpretaciones sobre la letra del contrato. Le decimos a Patimo que según la cooperativa, el municipio debe presentar el proyecto de obra para que se habiliten las luces. «En la plaza Gerónimo y Francisco habilitaron las luces y no hubo proyecto de obra...; el contrato también dice que la mano de obra y los materiales del alumbrado público los pone el municipio», respondió el funcionario. «Nosotros hacemos las cosas como creemos que deben hacerse, ellos no sé....,si quieren cortar que corten el alumbrado en toda la ciudad..., nosotros hacemos las cosas como corresponde», subrayó.

El jefe de Gabinete agregó que «el contrato de concesión también dice otras cosas que no sé si la cooperativa las cumple..., como por ejemplo tener un informe detallado sobre las 3.300 columnas del alumbrado que hay en la ciudad». Ayer el ejecutivo municipal envió a la cooperativa una carta documento, solicitando un detalle completo del alumbrado público. «Mañana ese informe tendría que estar en la municipalidad..., que la cooperativa también cumpla el contrato de concesión», subrayó Patimo. Y opinó que el diferendo sobre el alumbrado, podría someterse a un «arbitraje». El contrato de concesión señala que cuando haya diferencias de interpretación entre cooperativa y municipio, cada una de las partes designará un árbitro para que ambos traten de llegar a un acuerdo. Y si esto último no sucede, el tema se pone a consideración del juez de primera instancia en lo Civil.