Autos: en el año, precios suben 20% (le empatan al dólar y a la inflación)

El costo de vida acumulado en los últimos cinco meses rondará el 19%. En un porcentaje similar se incrementó el tipo de cambio desde enero.
Patentamiento

Las listas de precios oficiales de las automotrices terminaron de llegar a las concesionarias con aumentos para este mes de hasta 7%. Pese a que el mercado está en retroceso, las fábricas vienen ajustando los valores de los vehículos, desde que comenzó 2019, para no quedar rezagados respecto a la variación del tipo de cambio. Desde el inicio del año hasta mayo incluido, el incremento de precios de los 0 km supera en algunos casos el 20%. En este período, el dólar subió 19%. Un porcentaje similar es el que se espera en cuanto a la suba del costo de vida para los primeros cinco meses del año. Con una suba de 11,8% ya oficial, entre enero y marzo, y cerca de un 8% estimado para el bimestre abril-mayo, la inflación acumulada rondará el 19%.

Es cierto que la comparación se realiza tomando los precios de lista que, en la mayoría de los casos, no son los que se consiguen en el mercado en donde abundan las bonificaciones pero la variación de los precios mantiene esa proporción, comparando precios bonificados de ahora con precios bonificados de diciembre. Los descuentos que ofrecen las terminales superan el 10%. A eso hay que sumarle las rebajas que aplican las concesionarias por su cuenta. En conjunto, el precio de transacción puede ser 25% menor al de lista. La explicación de política de primero aumentar los precios y después bonificar tiene que ver, por un lado, para que los valores de los 0 km no se alejen de su cotización en dólares y, por el otro, los precios de listas se utilizan para calcular el valor de las cuotas de los planes de ahorro. En el primer caso, se busca que, en caso de una recuperación económica, no haya que aumentar bruscamente los precios. Directamente se eliminan las bonificaciones. En el segundo, algunas marcas están aplicando descuentos menor para los sistema de ahorro previo ante la caída de la demanda y las quejas de los suscriptores.

La suba de los precios de los autos impacta directamente en la demanda. En el año, los patentamientos de 0 km están cayendo 50% respecto al año pasado. si bien es cierto que el comienzo del 2018 fue récord, el nivel del retroceso es muy importante. En estos meses, la situación es peor porque el poder adquisitivo de los consumidores están en el nivel más bajo debido a que los sueldos no todavía no fueron ajustados por las nuevas paritarias.

De todas maneras, el ritmo de aumento de precios de los autos es menor al del año pasado. Durante el 2018, los 0 km subieron más de 100% mientras que la inflación fue del 47,5% y los salarios, en el mejor de los casos, se incrementaron poco más de 40%. En cambio, el dólar tuvo un salto de 100% y ese el dato que mueve a las automotrices. Más del 70% de los autos que se vienen son importados por lo que la incidencia del tipo de cambio es clave. Además, los vehículos que se producen en el país tienen mayoría de piezas que llegan del exterior por lo que sufren de manera directa los cambios en la cotización de la moneda estadounidense.

La situación en el mercado es delicada. Con estos aumentos, la demanda cada vez es más baja. “Está todo parado. Mayo empezó muy mal” explicaron en una concesionaria.

Con un mercado anual que apunta a las 500.000 unidades (en 2018 se llegó a 800.000) la mayoría de las concesionarias están vendiendo con escasa rentabilidad o a pérdida debido a que tienen que liquidar un stock pensado para una demanda mucho más alta. Está claro que las terminales están dispuestas a sacrificar volumen a cambio de reducir, lo más posible, los números rojos.

Fuente: Ambito

Te puede interesar