Las Consolas De Videojuegos (Parte 2)

vintage-atari-video-game-system-2600-162192476-5a31e03b842b170037ac1248

Atari era la representante del videojuego en los años 80, la Atari 2600 era una consola que revoluciono al medio en el que estaba e impulso al videojuego en la segunda generación de consolas, tenían todo para mantenerse como una empresa millonaria, o eso se creía, porque en los primeros años de la década de los 80, el videojuego norteamericano (y en general) tendría el mayor golpe bajo de toda su historia, muchas compañías murieron, otras fueron vendidas por sus creadores para evadir la crisis y otras tuvieron desgracias aún peores. Pero,  ¿Cómo llegaríamos a una caída tan baja en el videojuego? ¿Qué factores hicieron que una industria que solo parecía crecer se desplomase de manera tan estrepitosa? Hoy analizaremos que sucedió en la emblemática Crisis Del 83, también conocida como el Debacle de Atari.

Para comprender todos los hechos, primero hay que adentrarnos en la época. Finales de los 70, todas las marcas estaban compitiendo para tener su porción de reconocimiento en una ardua batalla en el mercado de los videojuegos, nuevos inversores aparecían de la nada tratando de entrar en el mundo y desaparecían tras un rotunda fracaso, muchos de estos pensaban de que el videojuego podría terminar acabando como una simple moda, así que solo se dedicaban a sacar el primer juego que se les viniera a la cabeza para al menos tener un repertorio amplio de juegos, y no es como si esta fuera una práctica asquerosa, todas las compañías eran pecadoras de usarla, incluso la misma Atari. La Atari VCS tenía alrededor de 200 juegos licenciados, pero en realidad tenía otros 300 más de los que ni siquiera los trabajadores sabían de donde salían. Esto es un gran error que las grandes compañías tuvieron, su hardware no fue patentado a tiempo y por eso se terminó sembrando el caos (Básicamente lo que paso con Pong pero a gran escala), mientras que los mejores juegos de Atari, como Pitfall o Adventure, podían costar hasta 40 dólares al ser licenciados; otros juegos desconocidos de baja calidad valían entre 3 y 5 dólares. Al ver esto, cualquier padre pensaría que para que comprar 1 buen juego si podía comprar 8 dudosos por el mismo precio y volverse el héroe de su hijo.

Esto provocó una completa desconfianza en donde de un mercado saturado de videojuegos, no se sabía cuál valía la pena o el precio. Pero no solo fue desconfianza, muchas empresas fueron a la bancarrota por esto, las empresas empezaron a tener deudas y todo empezaba a decaer; Pero la cosa tampoco quedaba ahí, porque empresas como Atari  deberían sobrevivir, ¿no? Bueno, si quitamos las malas decisiones económicas y el mal trato de gente como Ray Kassar (Quien era uno de los dominantes del mercado y un fundador de Atari), se supone. Pero no fue así, porque no solo Kassar (Como muchísimos otros) no daba voz a los desarrolladores de videojuegos, al quitarle sus nombres en la portada, sino por decisiones como hacer una sede en Japón, la cual no solo no tenía apoyo constante de la original, sino que estaba pobremente estructurada,  la administración era una catástrofe al Atari nunca avisar o mandar las cosas con tiempo.

Aunque verdaderamente aún no se tocó el fondo del barril, eso pasaría cuando en 1983 llegan los últimos clavos del ataúd de la primer era dorada del videojuego. E.T y Pac-Man, empecemos con Pac-Man, este port del popular juego de árcade a la Atari VCS fue una catástrofe, los gráficos eran aún más simplificados, la gama era de solo 3 colores, los fantasmas eran reducidos a la mitad (4 en vez de 2) y no solo con eso, la maquina era sobrepasada por los dos fantasmas  y para que no sufriera un cortocircuito tuvieron que hacer que apareciera un fantasma por frame y que pareciera que están titilando todo el tiempo. Pero tampoco se acaba ahí. Para Pac-Man se hicieron 12 millones de copias habiendo solo 10 millones de Ataris vendidas, Ray pensó que el juego seria tal suceso que no solo vendería brutalmente, sino que generaría que más gente comprase la consola (Esto obviamente no sucedió).

Pero bueno, para cerrar esto vamos a terminar a lo grande, con E.T, el Extraterrestre; este conocidísimo clásico en su momento fue una cosa que estaba en boca de todos, Ray pensó que si hicieran un videojuego de este podrían vender bastante bien, así que envió a uno de sus desarrolladores más rápidos, Scott Warshaw a hacerlo, hasta acá todo bien ¿No? Bueno, no. Ya que al pobre Scott le mandaron a hacer el juego con tiempo de solo 2 meses para crearlo, así salía a tiempo con la película. Solo 2 meses, esto era un tiempo exageradamente corto, normalmente los videojuegos tardan en ser creados, para que se den cuenta, el desarrollo más rápido que se hizo en años cercanos fue en 1986 con Kid Icarus, los desarrolladores dormían en el mismo lugar que trabajan e hicieron el trabajo lo más rápido posible, aun así tardaron 1 año en hacerlo. Ahora que tienen en cuenta el corto periodo de tiempo, aunque fuese el más rápido, el pobre no podría llegar a hacer algo decente excepto que sucediera un milagro. Ese milagro no ocurrió. El juego fue un fracaso tan estruendoso que, al no haber vendido nada ninguna tienda, Atari termino enterrando sus cartuchos en el desierto de Nuevo México.

El público estaba harto del videojuego, los había traicionado en todas sus expectativas y parecía cansado y sin ganas de oír de nuevo el nombre de Atari.

.::.Un  tiempo pasaría en donde no se oyese del videojuego, pero aun con una Atari destruida y sin un futuro prometedor, una compañía nipona y un par de ordenadores europeos podrían terminar de salvar la vida del videojuego.::.


  -Tsumugi

maxresdefaultLas Consolas De Videojuegos (Parte 1)

Te puede interesar