Detienen a ex jefe de Inteligencia de Drogas por liderar una banda narco

Se trata de Alejandro Druetta, separado de la fuerza en 2017. También cayó el ex comisario Juan Delmastro, condenado en la causa de Los Monos
0026279197
Alejandro Druetta escaló posiciones en la policía santafesina falseando operativos antinarcóticos. | La Capital

El ex jefe de Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas de la policía provincial, comisario Alejandro Druetta, fue detenido ayer acusado de conformar una asociación ilícita junto Ignacio Actis Caporale, un joven que espera el inicio de un juicio oral y público en la cárcel de Ezeiza como líder de una banda narco. Como tercer integrante de esa asociación fue acusado otro ex policía de Drogas Peligrosas. Se trata de Juan Angel "Tiiburón" Delmastro, un suboficial exonerado de la fuerza que cumplía prisión domiciliaria tras ser condenado como miembro de la banda de Los Monos a 6 años y 6 meses de prisión.

Druetta, quien hasta 2017 fue jefe de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI), fue procesado en mayo del año pasado por confabular para que "Nacho" Actis Caporale realizara su actividad narco en la zona de Venado Tuerto, cuando el policía actuaba como jefe de Drogas Peligrosas en esa regional.

Tras una investigación realizada por el fiscal federal Claudio Kishimoto y la Procuraduría contra el Narcotráfico (Procunar), de la confabulación se pasó a una acusación más grave: se atribuye a Druetta haber actuado desde 2007 en combinación con Actis Caporale y Delmastro en la comercialización de drogas en Rosario. Y por ello serán indagados.

Dura acusación

El dictamen por el cual el juez federal Marcelo Bailaque ordenó la detención de Druetta afirma que tanto él como Delmastro eran "jefes u organizadores de una asociación" de la cual "Nacho" Actis Caporale es miembro y "destinada a la comisión de diferentes maniobras delictivas vinculadas principalmente con el tráfico ilícito de estupefacientes, como así también dirigida a cometer otras conductas de corte criminal orientadas a la realización de procedimientos de prevención con información obtenida ilegalmente, en miras a consolidar falsamente su función policial y éxito profesional".

Según los fiscales, estos delitos ocurrieron en Rosario entre el 5 de julio de 2007 y el 26 de septiembre de 2012, cuando ocho acusados de integrar la banda de "Nacho" fueron detenidos mientras él, enterado de ello, aprovechaba para bajarse en Lima de un avión que lo traía con su novia desde Colombia (ver aparte).

El fiscal Kishimoto y la Procunar indicaron que está acreditado que Druetta "en su carácter de oficial de policía, con distintas jerarquías a lo largo de su carrera", al igual que el suboficial Delmastro, "le impartieron las directivas a Ignacio Actis Caporale para desplegar y organizar diversas etapas relacionadas con la distribución onerosa de la droga, ya sea la obtención de los alcaloides, su guarda y su comercialización".

La acusación indica que, como parte de los planes delictivos del grupo, Druetta y Delmastro llevaron adelante varios procedimientos que culminaron con el secuestro de droga y la detención de sus tenedores inmediatos, señalados por el propio Actis Caporale. Y que esto ocurría porque tenían un negocio en común.

Testigo reservado

Para esclarecer estos delitos fue decisiva la participación de un arrepentido que aportó detalles de las reuniones entre los policías y "Nacho" para organizar las transacciones. El año pasado ese arrepentido reveló detalles de la larga relación que Actis Caporale mantenía con los policías. "El jefe era Druetta, quien entregaba la droga y decía muchas veces a quién se la tenían que vender. También pedía que le entreguen a gente que les compraba, para detenerlas y con esos procedimientos ascender en su carrera", sostuvo.

El testigo relató que la primera transacción espuria que Druetta le propuso a "Nacho", cuando éste tenía 18 años, fue el 5 de julio de 2007 en la plaza Pringles, donde lo detuvo con cartones de ácido lisérgico. El arrepentido dijo que el policía le señaló a Actis Caporale que la forma de esquivar una causa penal era empezar a trabajar a su favor.

En ese marco contó cómo Druetta les dio a dos personas una bolsa con 500 troqueles de LSD que sacó de su propio auto y que tenían la forma de una bicicleta. Aseguró que Druetta quería 20 pesos por cada troquel. Que a los tres días le mandó un mensaje al arrepentido y se volvieron a juntar. Éste le llevo 500 pesos y todos los troqueles que le había dado, como un acto de buena fe. "El amigo del arrepentido le dijo a Druetta que tenía una amiga que tenía un contacto que le iba a comprar 200 troqueles y que le iban a poder pagar casi todo", indicó.

"Ante esto, Druetta les consultó dónde y cuándo iba a ser la transacción, y que él se quedaba con el dinero de la venta, en tanto el arrepentido y su amigo conservarían el LSD. Entonces pactaron la transacción en el parque España porque Druetta quería un lugar abierto". Es decir, el arrepentido y su amigo entregaban a Druetta el procedimiento y marcaban al comprador, indica la acusación. "Ese procedimiento salió en televisión y a la noche Druetta pasó a buscar la plata por lo del amigo" del arrepentido.

Además, el fiscal y la Procunar citan otros hechos semejantes en distintos lugares de Rosario. Y consignan que "para ocultar la existencia del acuerdo espurio y, al mismo tiempo, continuar ascendiendo en sus carreras, tanto Druetta como Delmastro llevaron adelante diversos procedimientos de prevención que culminaron con detenciones y el secuestro de estupefaciente". En las actas se asentaba falsamente cómo se había dado con el detenido o bien que la investigación se había motivado en un dato anónimo.

Eso era falso: la entrega de las personas a los policías, según el dictamen, las facilitaba "Nacho". Y al menos uno de esos procedimientos fue anulado por la Cámara de Casación Penal por la falta de un origen claro del operativo. Finalmente, la acusación contiene la transcripción de conversaciones telefónicas entre "Nacho" y Druetta que sugieren "una estrecha relación de afinidad".

Fuente: La Capital 

Te puede interesar