Rufino: Remiseros en quiebra

Sociedad 15/07/2019 Por
«Estamos sumergidos en una crisis peor a la el 2001», afirma uno de los remiseros más antiguos de la ciudad.
AAAIBAÑEZ

Alejandro Ibáñez (foto), uno de los remiseros rufinenses con más experiencia en el rubro, envió a La Tribuna del Sur una carta de lectores que reproducimos a continuación.
«Yo soy remissero hace 26 años. Siempre fuimos laburantes de 12 horas en las calles, algunos por elección y otros por necesidad hasta conseguir algo mejor. Muchas veces no se daba otra oportunidad, por la edad que pesa más que la experiencia y que los valores. Durante años el remisse fue una salida para la desocupación teniendo que atravesar el "Tour de la angustia" que significa habilitar un móvil. ¿Por qué cuento esto? Hoy los comercios estamos sumergidos en una crisis peor a la del 2001, sumado a la insensibilidad de las políticas locales, específicamente el remisse es controlado por una municipalidad que regala el viaje en colectivo al que puede y al que no puede pagar el pasaje, por lo que el sector hoy tiene las remisseras en quiebra, 25 autos menos porque se fundieron o quedaron endeudados. Cuando en su momento me reuní con la Sra. Gisela Reinoso y también con el Sr. Intendente no pude lograr nada. En este momento hay muchos negocios como los nuestros en quiebra por razones también locales, con trabajadores dignos y a veces irremplazables. Muchos intendentes trabajan a destajo también creando condiciones locales de contención para sortear está crisis, no es el caso de Rufino. ¿Como podría yo denostar las obras? Si es hermoso vivir en una ciudad mejor, pero las formas son todo», dice Ibáñez en su carta.

Y finaliza afirmando que «también se puede gobernar por los canales democráticos. Que el Concejo Deliberante es anacrónico, que actúa tarde y mal es un hecho, descarto la mala fe, pero es real que se creó un círculo vicioso que nos perjudica a todos. Mientras tenemos vecinos sin cloacas y gas, cambiamos carteles y hormigonamos veredas de gente que no las puede pagar donde aun no están las cañerías de los servicios y dejamos fundir la dignidad de negocios de años; alguien deberá salvar la política que es el arte de lo posible y no un coto de caza. Un respetuoso saludo y ojalá alguna vez nos gobierne alguien que piense en la gente».

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar