Otro clavo clavó Clavero

«Si los concejales no se hubieran opuesto, parte de la plata habría ido al bolsillo del intendente»; «ojalá tenga una buena defensa....».
Audiencia.Ayer

Esta mañana en un diálogo radial con FM Rufino, el fiscal Mauricio Clavero (foto) dio precisiones sobre el proceso al intendente Natalio Lattanzi, respondiendo al comunicado que ayer distribuyó el ejecutivo municipal luego que se conociera el pedido de la elevación a juicio oral de la causa. Durante la entrevista con los periodistas Alejandro Albornoz y Agustín Pérez, el fiscal subrayó que para configurar el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, no es necesario que se hubiera concretado la adjudicación de la licitación de la piedra a la empresa de la familia del intendente. «Si los concejales no se hubieran opuesto, parte de la plata habría ido al bolsillo del intendente»,, afirmó Clavero. Y recordó que por tener una sociedad conyugal con su esposa (Marisol Raspo, titular de la empresa), a Lattanzi le hubieran correspondido 750 mil pesos del total de 3 millones que fue el monto de la licitación.

Por otra parte Clavero señaló que «hay indicios» de que resolución del ejecutivo por la que no se aceptó la oferta de la empresa familiar, por consejo de los concejales que conformaban la Comisión de Adjudicaciones, «fue predatada». Es decir que se habría redactado y firmado más tarde de lo que indica la fecha del documento. Y explicó que el intendente, en reportajes radiales y escritos, el 11 de julio defendió la participación de la empresa de su esposa; cuando la resolución tiene fecha del 4 de ese mismo mes. «¿Por qué defender la participación de la empresa si ya había firmado la resolución?», se preguntó el fiscal.
En otro tramo de la entrevista, Clavero se refirió a un pedido de rectificación de declaración de la esposa del intendente, quien había dicho que el entonces concejal del PRO Gustavo Chiesa (también empleado de la empresa de la familia Lattanzi), la había ayudado a confeccionar la propuesta para la licitación. La esposa del intendente pidió rectificar esa afirmación, diciendo luego que quien la había ayudado era otra persona. En varios pasajes de la entrevista, el fiscal reiteró que el intento de perpetrar un delito es punible. Y puso como ejemplo que quien había intentado robar un celular sin poder concretar el hecho, «está preso..., sin embargo el intendente y su esposa están en libertad». Clavero informó también que en juicio oral, se presentarán alrededor de 70 testigos y medio centenar de pruebas documentales, entre ellas peritajes efectuados por la Corte santafesina. Y finalizó refiriéndose al intendente: «ojalá tenga una buena defensa».

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar